〖Cómo hacer email marketing〗7 pasos para iniciar tu primera campaña

[Cómo hacer email marketing] Guía con los 7 pasos que necesitas saber para iniciar tu primera campaña

Tabla de contenidos

¿Qué es eso del email marketing? ¿No es el correo electrónico un poco de la edad de piedra?

Al fin y al cabo, ahora estamos en la época de las redes sociales. Ahora lo que está funcionando es Facebook, Instagram, TikTok y Pinterest, ¿no?

Bueno… Quizá sea mejor analizar los datos en profundidad.

Según la encuesta realizada por eMarketer, un 80% de los profesionales afirman que el email es el método con el que mejor captan y retienen a los clientes.

9 de cada 10 personas encuestadas emplean el correo electrónico regularmente y más de un 40% de ellas lo hace desde el móvil.

Los datos nos están diciendo que el email es el canal preferido por los usuarios para recibir noticias y ofertas de las marcas.

Así que si en algún momento pensaste que los emails son cosa del siglo pasado, mejor sigue leyendo porque seguramente cambies de opinión.

Hoy te vamos a contar qué es el email marketing y si vale la pena utilizarlo (spoiler alert: vale mucho la pena). 

Eso sí, tienes que conocer algunas técnicas para evitar que tus mensajes caigan en la papelera o en el spam y que se produzcan las ventas que buscas.

Por eso te vamos a mostrar cómo iniciar tu propia campaña con estos 7 pasos:

  • Seleccionar la herramienta de email marketing.
  • Crear tu lista de contactos .
  • Definir objetivos.
  • Tipos de emails que puedes utilizar.
  • Trucos para aumentarla.
  • Escribir los correos.
  • Aprender a analizar las métricas. 
  • Gestionar a los usuarios

Ya ves que te hemos preparado un montón de información, ¿verdad? 🙂

Prepárate para tomar nota, porque este post tiene todo lo que necesitas para resolver tus dudas.

¡Comenzamos!

¿Qué es el email marketing?

El email marketing o emailing es una poderosa herramienta con la que comunicarte con tus contactos, que se engloba dentro de la estrategia de marketing de una marca. 

Se basa en el envío de correos a un listado de contactos, que previamente nos han facilitado su dirección de email a cambio de algún contenido interesante que les hayas ofrecido. A estas personas los llamamos leads

Hacer email marketing es directo, rápido y personalizable.
El email marketing es una herramienta genial para comunicarte con tus leads.

Aunque también se utiliza para enviar información relevante a los clientes que ya nos han comprado algún producto, por supuesto.

Utilizando este medio, puedes enfocar la comunicación de la marca a diferentes objetivos según la campaña que quieras realizar, ya sea promocionar un producto o servicio, estrechar vínculos con la audiencia o simplemente informar de las novedades mediante una newsletter.

La versatilidad del email marketing te permite hacer todo esto de manera directa y lo más importante, personalizada.

Porque con el email marketing tienes la capacidad de juntar a tus contactos en diferentes grupos de intereses. A esto se le llama segmentar, pero te lo explicaré un poquito más abajo.

En resumen, el email marketing es un método directo, eficaz, personalizable y directo para estrechar la relación con tus contactos.

Y es que como te comentaba antes, un 40% de la población gestiona el correo directamente desde su móvil. Esto significa que gracias al email marketing, puedes ofrecerle al usuario la información que desea directamente en sus manos.

Genial, ¿verdad? 

¿Por qué usar email marketing? 

Bueno, ya ves que utilizando este medio, puedes enfocar la comunicación de la marca hacia diferentes objetivos, según la campaña que quieras realizar. 

Por cierto, es interesante resaltar que cuando decimos «la campaña» nos referimos al envío de un correo o varios con un objetivo concreto, que puede ser: 

  • Promocionar un producto o servicio.
  • Estrechar vínculos con la audiencia.
  • O informar de las novedades mediante una newsletter. 

El marketing por correo electrónico posee tres grandes ventajas, que explican por qué sigue siendo unos de los métodos más utilizados por los profesionales de todo el mundo.

La segmentación, la personalización y la automatización.

Segmentar es dividir tu lista de contactos en grupos más pequeños que comparten intereses y características. 

Al hacer esto, tienes la capacidad de personalizar tu contenido para ofrecerle a cada usuario justamente lo que le interesa e incluso dirigirte a él por su nombre. 

Con todos estos datos puedes llevar a cabo la automatización, una técnica que te ahorrará mucho tiempo ya que evita tareas repetitivas que se pueden gestionar de manera automática. 

Un ejemplo para que se entienda mejor

Imagina que un usuario ha hecho click en un correo que le has enviado hablándole de un nuevo set de mancuernas ergonómicas. 

Haciendo click, te demuestra que está interesado en el material deportivo, por lo que pasaría a un grupo segmentado en nuestra lista de contactos.

El grupo de “material deportivo de interior”, por ejemplo.

Gracias a la automatización que nos proporciona el email marketing, esta segmentación ocurre de manera automática. Sin que tengas que intervenir, los contactos que abran el correo se irán clasificando en la base de datos.

Pero no solo queda ahí la automatización.

Puedes programar tu herramienta de email marketing para que le envíe otro correo con una oferta exclusiva de material deportivo al cabo de 48 horas, por ejemplo. 

Todo esto conlleva el trabajo previo de escribir los correos y programar la herramienta de email marketing, por supuesto.

Pero una vez todo esté en marcha, funcionará solo.

La automatización te ahorra mucho tiempo cuando hacer email marketing
La automatización te ahorrará tiempo al enviar correos a muchos contactos.

El usuario recibe contenido adaptado a sus intereses, y tú te ahorras tiempo que puedes invertir en tareas más importantes.

Como ves, la automatización del email marketing es una parte tan importante y necesaria en la estrategia que conviene dominarla al máximo.

Después de toda esta información, seguro que se ha disipado cualquier duda que pudieras tener sobre el tema.

Pero si aún te queda alguna sobre los beneficios del uso de esta técnica, te voy a dar otro motivo más: 

El Retorno sobre la Inversión (conocido como ROI) del email marketing bien hecho es de media 42:1, aunque dependiendo del sector puede subir o bajar. Esto significa que de media, por cada dólar que inviertes en esta técnica, sus resultados te aportan 42 dólares de beneficio.

Con un margen tan bueno de beneficio, dan ganas de ponerse ya manos a la obra, ¿verdad?

Pues entonces vamos allá.

Cómo hacer una campaña de email marketing

No te preocupes si al principio se te hace una montaña. Cuando estás empezando todo parece más grande de lo que es en realidad. Te aseguramos que no es tan difícil como puedas pensar.

Solo sé paciente y sigue poco a poco los pasos que te vamos a dar. 😉

1. Selección de la herramienta de email marketing 

El primer paso que hay que tomar es decidir la herramienta que vas a utilizar para tus campañas. Existen muchas y vale la pena que te tomes tu tiempo para elegir una de ellas. 

Algunas como MailChimp, BenchMark o MailRelay tienen la opción de un plan gratuito hasta cierto número de suscriptores.

Sin embargo, es posible que este plan gratuito tenga desactivadas ciertas funciones como por ejemplo la automatización, lo que deja algo «coja» una buena estrategia y eso no mola demasiado, ¿verdad?

Otras herramientas como Active Campaign solo cuentan con una modalidad de pago que deberás abonar desde un inicio.

Si estás empezando, nosotros te recomendamos esta última. Puede que la idea de pagar cuando hay opciones gratuitas no resulte muy tentadora, lo sabemos.

Pero si comienzas a emplear una herramienta gratuita y tu base de datos crece puede llegar un punto en que se te quedan cortas sus funcionalidades. Llegado ese caso, quizá te convenga cambiar de una herramienta a otra, y eso puede ser un dolor de cabeza.

Nosotros usamos Active Campaing desde el principio y nos ha funcionado realmente bien.

En cualquier caso, la decisión de la herramienta de mailing es algo muy personal, así que vamos a dejarte aquí unos consejos para ayudarte a seleccionar.

Condiciones de la opción gratuita 

Algunas de las opciones gratuitas pueden querer introducir publicidad de su empresa en tus emails y eso a lo mejor no te hace mucha gracia.

También mira que tipo de servicio gratuito ofrecen, porque algunos pueden ser periodos de prueba, o estar tan restringidos que apenas te permitan funcionar.

Busca algo sencillo de usar 

Si no tienes demasiada experiencia con esto no te preocupes. Solo tienes que buscar por internet cuales son las más fáciles de utilizar.

No es que las herramientas de email marketing lleguen a ser muy complicadas, pero las hay que son especialmente sencillas e intuitivas, como ActiveCampaign (si nos gusta tanto es por algo). 😀

Opción de autoresponder

Tal y como te comentabamos un poco más arriba, es una opción que ahorra muchísimo tiempo y esfuerzo. Asegúrate de que tu herramienta cuente con ello.

Nos agradecerás que insistamos en este punto cuando lleves un par de campañas realizadas. 😉

Plantillas prediseñadas

Si tu herramienta de email marketing tiene buenas plantillas prediseñadas te facilitará mucho la tarea de elaborar tus correos.

Aunque lo sencillo funciona muy bien, si tienes una ecommerce seguramente el diseño del correo debe ser más creativo. 

Todo dependerá de tu negocio, pero en general tener plantillas molonas te será de ayuda si no tienes conocimientos de diseño

Diseño responsive

Hablaremos de ello en este post un poquito más abajo, pero te lo adelantamos ya: cada vez es más importante que las plantillas de tu herramienta sean responsive.

Al hacer email marketing, el diseño responsive es imprescindible
Cómo hacer email marketing: el diseño responsive te ayuda a mantener a tus contactos.

Es decir, que estén perfectamente adaptadas a las pantallas de móvil. Ojo con este tema. Si no quieres que tus suscriptores se salgan de tu lista, ¡no dejes que tus correos se salgan de sus pantallas! 

Estadísticas

Para finalizar y esto es muy importante, asegúrate de que la herramienta que escoges genera de manera automática las estadísticas que necesitas sobre el rendimiento de la campaña.

Como veremos luego, analizar estos datos es fundamental para tener éxito con el email marketing.

2. Crear una lista de contactos 

Una vez hayas seleccionado una herramienta que cumpla con tus necesidades, es hora de trabajar para crear una lista de contactos, es decir, conseguir leads cualificados. 

La base para captar suscriptores es utilizar lo que se conoce como Lead Magnet, es decir, un regalo que ofreces en tu web a tus visitantes para incentivarlos a que se suscriban.

El Lead magnet te ayudará a captar contactos para tus campañas de email marketing.
Captar contactos con un Lead Magnet es la base de tus campañas de email marketing.

Un tutorial, un pequeño ebook, o incluso una oferta para su primera compra son ejemplos perfectos de un lead magnet.

Otra manera de hacer crecer esta lista es añadir formularios y ofertas de suscripción en tu página web. 

Cuando esa persona lleve un ratito navegando por tu web, le aparece una ventanita sugiriendo que se suscriba a tu newsletter para no perderse tu contenido. A esto se llama pop-up, pero no es la única forma y de hecho estaría bien que usaras varias.

Debes tener varios sitios fijos y bien visibles en tu web donde las personas puedan suscribirse a cambio de tu regalo.

En Inteligencia Viajera y en este blog tenemos una pestaña fija y también un banner fijo en el blog.

Pestañas y banner de nuestras páginas
Las pestañas y el banner de nuestras páginas. ¿Ya has hecho clic en ellos?

Como puedes ver, en la parte superior de nuestras páginas siempre encontrarás un enlace que te lleva a nuestro regalo (¿aún no lo tienes? Pues te invitamos a descargarlo porque te puede ser muy útil).

Dejar accesible estos enlaces facilitará a la audiencia clicar y suscribirse a tu boletín.

Pero te queremos dar un consejo con este tema. Fíjate que en nuestro caso nuestras pestañas y banners tratan de no resultar invasivos. Están ahí disponibles para despertar el interés, pero de una manera que no molesten o interrumpan la lectura.

Agobiar al usuario y dificultar su navegación por la web puede llegar a ser contraproducente.

También puedes utilizar tus redes sociales para atraer a la mayor cantidad posible de usuarios. Si ya tienes seguidores en las redes, hay muchas formas de conseguir que te cedan su correo electrónico. 

Hablarte de todas ellas nos daría para otro post. Así que no dudes en dejarnos un comentario si te apetece que abordemos ese tema. ¡Nosotros estamos encantados de contártelo!

Por ahora te podemos decir que en Facebook tienes opciones para crear una pestaña de suscripción a tu boletín y en twitter puedes crear tarjetas con las que, en solo un par de clics, tendrás el nombre y el correo de tu seguidor. 

Combinar estas opciones con un sorteo o un concurso puede ser una manera muy divertida de conseguir contactos para tu base de datos

Mola, ¿no?

Las métricas y el número de suscriptores

Aunque hablaremos de las métricas más adelante, queremos explicarte una cosa que nos parece importante.

Hacer crecer tu lista de contactos siempre tendrá que ser una prioridad en tu to do list.

Porque cuanta más gente tengas en tu base de datos, más útil será la información que te ofrezcan las métricas tras la campaña. 

No es lo mismo enviar un correo a 2000 personas que a 100. 

Si da la casualidad de que en ambos casos hay 5 personas que se levantan con el día tonto y te marcan como spam, los resultados cambian mucho.

En el primer caso no hay problema, porque 5 usuarios son un porcentaje muy pequeño del total. Pero en el segundo caso, te saldrá una tasa de quejas muy alta porque al ser tan poquitos, cada usuario tiene mucho peso.

Y tú pensarás que estás haciendo algo muy mal para que un porcentaje tan alto te marque como spam. 

Recuerda, para que las métricas sean fiables, necesitas un buen número de usuarios en tu lista de contactos.

Nunca compres bases de datos

Esto es muy importante: solo te interesa tener en tu lista de contactos a personas que te conozcan y estén interesadas en el producto o servicio que ofreces. Lo que llamamos Leads cualificados.

Por eso es vital que jamás compres bases de datos de contactos, no merece la pena y te explicamos por qué. 

El éxito en tu campaña de email marketing depende de la confianza que transmitas al usuario que recibe el correo y del interés que muestra en lo que le ofreces. Esto solo se consigue si la persona ya te ha conocido en tu web o redes sociales y te ha cedido sus datos de contacto. 

¿Cómo crees que se sentirá una persona si aparece un correo tuyo en su bandeja sin conocerte de nada? 

Nunca compres bases de datos para tus campañas de email marketing
Cómo hacer email marketing: nunca compres bases de datos si no quieres acabar como spam.

Lo más probable es que no confíe en ti y bloquee tu cuenta para no recibir más mensajes tuyos. 

Comprar bases de datos hará que gran parte de tus correos sean marcados como SPAM y eso te perjudicará muchísimo. 

Recuerda: siempre será mejor tener pocos contactos que estén interesados, a tener muchos que te marquen como SPAM. 

El RGPD

Hay algo más: según el Reglamento General de Protección de Datos necesitas expresamente el consentimiento de una persona para enviarle correos electrónicos. 

Eso quiere decir que comprar esas bases de datos es ilegal. Pero aunque no lo fuera, seguiría sin valer la pena por lo que ya te hemos contado. 

Por cierto, ya que te hablamos del Reglamento General de Protección de Datos, te vamos a ofrecer otro consejo que te será de gran ayuda. 

¿Recuerdas que hemos insistido en las autorespuestas? ¡Pues volvemos a ellas porque aquí vuelven a ser muy útiles!

En base a este reglamento, debes enviarles a todos tus contactos un email de confirmación después de que hayan rellenado el formulario y te hayan ofrecido su dirección.

En este correo, el usuario debe hacer click en un enlace donde confirma su deseo expreso de recibir tus contenidos. Solo tras hacer esto pasará realmente a formar parte de tu lista de contactos, y no antes. 

Este proceso se llama Doble Opt-in y aunque parece redundante, es necesario y beneficioso para ti.

El Doble Opt-in asegura que el usuario te ha dado su permiso de manera consciente y no por error. Te evitará problemas por incumplir las leyes y te ahorrará muchos emails rebotados. 

Si no sabes lo que son los rebotes no te preocupes porque también te lo explicamos en este post.

3. Define tus objetivos 

¡Bien! Ya tienes tu herramienta y cuentas con una lista de contactos que está deseando que te pongas en contacto con ellos. ¡Es genial!

Puede que ya estés deseando ponerte a enviar correos, pero antes de eso vas a necesitar una estrategia. 

Y quizá este punto es de los más importantes que te voy a contar. Porque cada campaña debe tener un objetivo detrás. Y no siempre tiene que ser una venta.

Cuando vayas a escribir un correo, siempre tienes que hacerte una pregunta fundamental:

¿Para qué voy a enviar este email?

¿Es para mantenerme en el top of mind de mi audiencia?

¿Para fidelizar a los clientes que ya me han comprado algo?

¿O para aumentar el tráfico a mi web?

Tener claro cuál es el objetivo tras la campaña te ayudará a elegir la mejor llamada a la acción posible. 

Cuando tengas claro el objetivo, el siguiente paso es crear un calendario editorial donde, además de tus publicaciones, marques los envíos de correos y la frecuencia con la que te pondrás en contacto con tus suscriptores.

Define el objetivo de tu campaña de email marketing para triunfar.
Cómo hacer email marketing: siempre hay que definir el objetivo de la campaña.

¿Lo harás cada 3 días? ¿Una vez a la semana?

Las estadísticas dicen que entre 5 y 8 correos por mes son las cifras que mejor resultado están ofreciendo.

Pero la verdad es que lo mejor que podrás hacer es ir probando hasta dar con la frecuencia que prefieren tus suscriptores, porque cada nicho de mercado es un mundo.

Nosotros por ejemplo lo hacemos así: 

Una newsletter fija a la semana donde contamos novedades publicadas y correos extra solo cuando hay algún evento importante o una promo que nuestros lectores no deberían perderse. 😉

Ahora que ya sabemos que estrategia vamos a seguir, veamos qué tipo de emails podemos enviar. 

4.Tipos de emails  

Estos son más habituales:

  • El transaccional: es aquel que se envía a un usuario de manera automática cuando se suscribe a tu boletín o se da de alta en tu página web. Con el Reglamento General de Protección de Datos este tipo de email te sirve para reafirmar la autorización del usuario a ponerte en contacto con él. 
  • El email de fidelización: este tipo de email tiene muchos aspectos. Puede ser una newsletter con alguna noticia interesante. O si has conseguido su fecha de nacimiento, puede ser un email felicitándolo por su cumpleaños. Si no la tienes, puede ser un email que le felicite por llevar una cantidad de tiempo registrado en tu web, y le ofrezcas alguna bonificación por ello: un descuento o un regalo. 
  • El email de pertenencia: no nos cansaremos de repetirlo, al usuario le gusta sentir que es escuchado y que su opinión es relevante. Que de alguna manera, forma parte de la marca. Y este tipo de email es perfecto para afianzar esa relación de confianza. Un cuestionario de satisfacción o incluso pedirle opinión sobre futuros cambios que estés planteando implementar. 
  • El email comercial: es aquel cuya llamada a la acción busca cerrar una venta. Puede ser un email que anuncia un artículo nuevo, o uno que recomienda un producto al cliente. Pero esto es importante, siempre tiene que estar relacionado con los intereses del usuario. ¿Recuerdas la segmentación? Aquí es donde más brilla.
  • El email de postcompra: es perfecto para aportar tranquilidad y confort al usuario. Cuando haya realizado alguna compra, el usuario recibe de manera automática un correo confirmando su transacción y actualizando el estado de su pedido. Con esto le estás asegurando al cliente que ha tomado la decisión correcta al confiar en tí.

Definir previamente el objetivo de la campaña te permitirá seleccionar correctamente el tipo de email que necesitas redactar.

Si haces esto de la forma adecuada, las posibilidades de éxito de tu campaña de correo electrónico aumentarán mucho.

5. El cuerpo del email 

Ahora que ya tienes todo listo, es el momento de redactar tu primer correo. 

Para conseguir que tu campaña funcione lo mejor posible, hay varios puntos clave que debes tener en cuenta al redactar el email.

El asunto

Esto es muy importante.

Esta frase será lo primero que vea la persona en su bandeja de entrada y si con ella consigues seducirla o seducirlo, tendrás buena parte del trabajo ganado porque harán el primer clic que debes buscar en tu campaña: la apertura del correo. 

Por eso el asunto tiene que despertar la curiosidad, tiene que dar ganas de abrir el email para descubrir lo que hay dentro y al mismo tiempo, tiene que generar confianza en el lector.

Algunas herramientas de email marketing  te permitirán añadir el nombre del usuario de manera automática en el asunto, y eso siempre añade una personalización y una cercanía que se agradecen.

Un asunto atractivo mejora la tasa de aperturas.
Un asunto atractivo hará que tu correo sea abierto más amenudo.

Los números tienen mucha efectividad en los asuntos. Títulos cómo “5 trucos que no te puedes perder” o “seguro que te interesan estas 3 recetas saludables” suelen ser muy potentes despertando la curiosidad del usuario.

Eso sí, evita siempre las palabras que aluden al lucro como “gratis”, “gana dinero” o “ahorra” en los asuntos, sobre todo si tu lista es muy nueva y todavía no has tenido mucha interacción con ella. Hay una lista negra de palabras que se han utilizado ampliamente para hacer spam, Y si las utilizas es muy posible que tu correo acabe en esa misma carpeta. 

Una vez hayas creado un asunto irresistible, es hora de centrarse en el siguiente punto clave.

Redactando el email

Después de tanto esfuerzo, sería una pena que el usuario lo elimine nada más abrirlo sin haberlo leído, ¿verdad?

Pues esto puede ocurrir si no has aplicado un diseño responsive en tu correo. Un email sin este tipo de diseño tiene altas probabilidades de acabar en la papelera sin poder leerse.

Como te decíamos antes, asegúrate de que las plantillas de tu herramienta sean responsive y permitan que tus correos funcionen a la perfección en cualquier tipo de pantalla para evitarte disgustos.

Si te atascas redactando el email o no sabes cómo contar algo, recuerda que el storytelling puede ser una manera excelente de transmitir un mensaje.

Cuando hayas redactado el texto y seleccionado las imágenes que más te gustan, solo te faltan unos pocos detalles para tenerlo todo preparado.

El footer

Asegúrate de que en el footer de tu email – es decir, la zona inferior – siempre aparezcan los datos de tu empresa y un botón que ofrezca la opción de darse de baja en cualquier momento. 

Este tipo de facilidades para salir de tu lista de contactos, al contrario de lo que podrías pensar, reduce las posibilidades de que el usuario abandone tu lista o te marque como spam. 

Pónselo fácil y te lo agradecerán. 

6.Analizando las métricas 

¡Lo has conseguido! ¡Ya has enviado el primer email a tus suscriptores!

¿Ya has acabado? Pues tenemos que decirte que casi, pero aún no. 

Ahora viene otro de esos pasos que son vitales en tu campaña de email marketing: analizar las métricas.

Si no lo haces, no sabrás hasta qué punto ha sido efectiva tu estrategia. 

Pero, ¿qué métricas son importantes? ¿Y qué significan?

No te preocupes porque te las explicamos una a una:

La tasa de Rebote nos habla de esos correos que no se han podido entregar. Esto puede deberse a que la dirección ya no existe, o a que ya no admite más emails. 

Como veremos más adelante, te interesa tratar de mantener esta métrica lo más cercana a cero. Una tasa de rebote que oscile entre un 0.3% y un 0.5%  suele ser aceptable.

La tasa de apertura te indica cuántos correos se han abierto de todos los que has enviado y han sido entregados. Cuanto más alta sea esta métrica, mejor. Dependiendo del sector en el que te encuentres, la tasa de apertura media puede variar un poco. 

Pero para que te hagas una idea, una tasa de entre un 20% y un 25% ya suele indicar un buen resultado.

Analizar métricas es imprescindible en el email marketing
Cómo hacer email marketing: analiza las métricas para aprender y mejorar.

La tasa de clics te indica cuántos usuarios han hecho clic en el enlace que hayas insertado en tu email, respecto a los que se han abierto. Esta es otra métrica que quieres ver muy alta. Cuanto mayor sea, más gente habrá decidido que les interesa aquello que les estás mostrando.

Si tu tasa de clics ronda o supera el 2.5%, la campaña se puede considerar un éxito. Aunque debo decirte que esta métrica cambia un poco dependiendo del sector en el que te encuentres. Te recomendamos que revises tu nicho de mercado para hacerte una idea más clara.

La tasa de bajas o desuscritos indica cuántos usuarios se han dado de baja voluntariamente después de enviarle el correo. Aunque sea perjudicial, puedes obtener información útil de esta métrica. Una tasa de bajas demasiado alta te indica que algo en tu estrategia está fallando

Puede que estés enviando correos demasiado a menudo y estés saturando a tus suscriptores, o que tu contenido no les esté interesando. Con ensayo y error acabarás descubriendo dónde está el fallo y lo acabarás arreglando. 

Para eso te será muy útil la opción que ofrecen algunas herramientas para que los usuarios contesten una pequeña encuesta con el motivo por el que se borraron de tu lista. Busca la forma de que esta tasa no supere el 0.2% para que todo vaya correctamente.

La tasa de quejas te indica cuantos usuarios te han marcado como spam. Es importante que trates de mantener esta tasa lo más baja posible. Igual que con el número de desuscritos, si es demasiado elevada indica que algo está fallando y hay que solucionarlo. 

Insertar en el footer del correo la opción de darse de baja te ayudará a mantener esta cifra en torno a cero. 

Conocer estos datos es imprescindible para ir mejorando poco a poco en tus futuras campañas.

Así que ya lo sabes, presta mucha atención a las métricas y sabrás cómo trabajar para que tus campañas sean un éxito.

Pero si en algún momento algo va mal, ¡que no cunda el pánico! Vamos a echar un vistazo a cómo actuar en el caso de que alguna campaña nos salga «rana».

7.Gestionando a los usuarios 

La perfección no existe y no te debes frustrar si algo no sale bien, especialmente durante tus primeras campañas.

El método de ensayo y error es muy importante en el email marketing porque te ayudará a comprender cómo reacciona tu audiencia.

Analizando las métricas irás aprendiendo la frecuencia adecuada y el tipo de contenido que necesitas para que tus tasas sean cada vez mejores.

Pero, ¿y qué pasa con los usuarios que ya no consumen nuestro contenido?

Ya sea porque nos han marcado como spam, o porque nuestros correos rebotan al intentar entrar en su bandeja, este tipo de usuarios nos perjudica enormemente.

Puede llegar a darse el caso de que los servidores de correo acaben por marcarnos como spam, si constantemente enviamos correos a usuarios que nos tienen bloqueados o que nos rebotan los emails. 

Lo mejor que puedes hacer es borrar a esos usuarios de tu base de datos. 

Tus campañas serán más efectivas a la larga si mantienes limpia tu lista de contactos de este tipo de audiencia.

Y no solo eso, sino que la herramienta que usas también está pendiente de estas métricas y puede bajarte la entregabilidad si nota que tus usuarios no están a gusto con tus campañas. 

Haz limpieza cada mes, o como mínimo cada tres meses. 

Esto es importantísimo para mantener una estrategia de email marketing efectiva. 

Si tienes que elegir entre una base de datos con muchos usuarios sin interés, o pocos que quieran abrir tu contenido escoge siempre esta segunda opción. 

¡Siempre habrá tiempo para ir añadiendo nuevos contactos a la lista!

8.¡Consejo extra!

Con todos estos pasos ya tienes todo lo que necesitas para iniciar tu campaña de email marketing. 

Pero aún queremos regalarte un consejo más.

Una técnica avanzada que puedes ir aplicando poco a poco y que te hará mejorar tus resultados.

Te vamos a hablar del A/B Testing.

Esta técnica sirve para probar dos formas distintas de un mismo elemento, y comprobar cuál de las dos funciona mejor. 

El a b testing mejora mucho tus resultados
El A/B Testing se utiliza en todo tipo de empresas para mejorar las métricas.

Por ejemplo, dos variantes de un mismo correo electrónico. Las dos son idénticas en todo excepto en el asunto.

Un asunto tiene emoticonos, mientras que el otro tiene el nombre del usuario. Lo que pretendes saber es: ¿cuál de los dos asuntos ofrecerá una mayor tasa de apertura?

¿Qué funcionará mejor con la audiencia?

Con el A/B Testing, lo que haces es enviar el correo A – el que tiene emoticonos – a un 50% de tu lista de contactos, y el correo B – el que tiene el nombre de usuario – al otro 50%.

Al cabo de un tiempo habrán abierto el correo un número suficientemente alto de personas, tanto del grupo A como del grupo B, como para tener unos resultados fiables. 

Imagina que al finalizar el test observas que el correo B, que tiene el nombre de usuario, ha tenido un 30% más de aperturas que el correo A. 

¡Ahora ya sabrías qué tipo de asunto funciona mejor con tu audiencia! A partir de ahora, podrás centrarte en escribir el asunto con el nombre de usuario, porque sabes que va a maximizar la tasa de apertura. 

Lo bueno del A/B Testing es que puedes ir analizando todos los elementos que quieras. 

  • El asunto.
  • El tipo de lenguaje.
  • El formato de las imágenes…

… Todo lo que se te ocurra.

A medida que vayas probando cosas, irás optimizando al máximo aquellos formatos que mejor funcionan con tu audiencia. 

Solo tienes que recordar que el test tiene que hacerse al mismo tiempo con los dos elementos. No vale probar el asunto con emojis hoy, y el asunto con el nombre de usuario dentro de 15 días. 

El mercado está en constante cambio, y para obtener resultados fiables necesitas ver la respuesta de la audiencia a ambos elementos al mismo tiempo.

Ve probando cosas poco a poco y verás cómo mejoran tus resultados.

El email marketing será uno de tus recursos más útiles

¡Ya lo ves! Sea cual sea el proyecto que tengas, esta técnica te ayudará a maximizar tu visibilidad, mejorar el engagement con tu audiencia y captar y retener clientes.

Solo necesitas seguir estos pasos, ir poco a poco y mantener la constancia.

Cuéntanos, ¿pensabas que el email marketing estaba muerto? ¿Te han entrado ganas de iniciar tu primera campaña?

Déjanos un comentario aquí abajo contándonos que piensas, y también si te has quedado con alguna duda. Ya sabes que estaremos encantados de leerte y contestarte. 🙂

¡Hasta pronto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *