ganar dinero traduciendo

La mejor forma de ganar dinero por internet traduciendo textos

Tabla de contenidos

Un ordenador, conexión a Internet y tiempo para trabajar. Eso es lo único que necesitas para poder tener un empleo online traduciendo textos. Suena bien, ¿verdad?

La revolución de Internet permite que, hoy en día, podamos trabajar de forma autónoma desde cualquier parte del mundo. Una oportunidad perfecta para poder vivir como nómada digital y trabajar cuando quieras y donde quieras.

Pero… ¿cómo ganar dinero traduciendo textos? A continuación vamos a darte todas las claves para que puedas empezar a cambiar de rumbo en tu vida desde ya mismo.

Consejos para ganar dinero en Internet traduciendo documentos

Aunque no lo creas, lo cierto es que te puedes ganar muy bien la vida traduciendo textos por Internet. Cada vez el mundo está más globalizado y, muchas empresas, necesitan traducir sus textos para conseguir llegar a un mayor número de clientes potenciales.

El trabajo de traductor es un trabajo que, como la gran mayoría, ha experimentado un gran cambio en las últimas décadas. Hoy en día, desde casa y con tu PC, puedes trabajar traduciendo textos para portales web, empresas multimedia, productoras de vídeo… Y es que los contenidos se consumen por todo el mundo de forma igual.

Por eso, si eres traductor/a o tienes amplios conocimientos sobre dos o más idiomas, puedes ganar dinero traduciendo textos por Internet. Para ello, tan solo tienes que saber cómo funciona este mundillo y empezar a introducirte en él.

Aquí te ofrecemos un listado con cosas a tener en cuenta para poder empezar a trabajar como traductor online:

  1. Portales de empleo online: debes conocer que existen una gran variedad de portales web que están especializados en ofrecer empleos de traductor online a cambio de dinero. Date de alta y suscríbete a las ofertas para probar suerte
  2. Fija tu presupuesto: tienes que saber que, al trabajar online, tendrás que fijar tu presupuesto. Normalmente, a los traductores no se les paga por horas dedicadas sino por la cantidad de palabras a traducir. Fija cuál es tu precio y, así, podrás optar a más puestos
  3. Date de alta como autónomo: te recomendamos que, por temas legales, antes de empezar a cobrar por tus traducciones, te informes sobre el régimen de autónomos en tu país. El dinero que cobrarás deberás declararlo y, por tanto, merece la pena que estés bien informado
  4. Tu perfil en Linkedin: para poder tener una reputación online  y convertirte en un profesional serio y de confianza, lo mejor es que tengas dado de alta tu perfil en Linkedin. Aquí, podrás crear una amplia red de contactos y estar al día de las últimas tendencias en tu sector. Además, es el mejor escaparate para encontrar un buen empleo online, ¡créenos!

Tienes que saber que para poder ganar dinero traduciendo textos, la gran mayoría de las veces, no es necesario tener una carrera. En el mundo online no se suele precisar ser graduado en traducción o filología sino, simplemente, conocer y dominar más de dos idiomas.

Normalmente, para poder optar a este tipo de empleo, las empresas reclutadoras suelen realizar una prueba para valorar tu nivel de redacción y tu manejo de los idiomas. Esta prueba suele ser suficiente para entrar en la gran mayoría de las empresas.

Qué hacer para ganar dinero traduciendo textos

Si ya te has decidido a empezar tu nueva vida profesional y traducir textos, tienes que conocer el funcionamiento para dar los primeros pasos.

Lo primero de todo es detectar qué páginas webs o portales de empleo pueden ofrecerte este tipo de trabajo. Además de páginas más genéricas como Infojobs tienes que saber que hay otros muchos espacios web que te ofrecen este empleo de forma específica.

Suelen ser páginas de traductores y para traductores que busquen empleo. Por tanto, dando de alta tu perfil desde aquí tendrás más posibilidades de encontrar un buen trabajo y, también, que esté bien pagado.

Aquí te descubrimos un listado con las mejores páginas para ganar dinero traduciendo textos. ¡Toma nota!

1. Gengo, una de las mejores webs para traduciendo textos online

Comenzamos descubriéndote una de las mejores páginas que te ofrecen trabajo como traductor online. Se trata de una empresa originaria de Japón que se lanzó en el 2008 y que, actualmente, es una de las principales para poder trabajar traduciendo.

En Gengo podrás encontrar la posibilidad de traducir textos de empresas tan conocidas como Youtube, Tripadvisor, Alibaba, etcétera. Para poder acceder a estos empleos, únicamente deberás seguir estos pasos:

  1. Darte de alta en su web de forma gratuita
  2. Hacer la prueba de nivel sobre los idiomas que dominas
  3. Esperar unos días y ver si te han aceptado como traductor (valoran tu nivel y tu expresión)
  4. Si todo es OK, empiezas a trabajar al instante

Además, lo mejor de esta plataforma es que te permite organizar tu trabajo como mejor te convenga. Es decir, tú puedes escoger los proyectos que quieres realizar, no tienes por qué hacer todos los que aparezcan en tu cuenta.

De esta forma, podrás ser tu propio jefe/a y conseguir organizar tus horas de trabajo a tu antojo.

2. Tomedes, otra plataforma para ser nómada digital

Otra de las mejores páginas para poder tener empleo como traductor online es Tomedes. Se trata de un portal que es líder en el sector y que tiene a freelance de todas las partes del mundo. Aunque, eso sí: la web tan solo está en inglés.

En Tomedes te ofrecen trabajos de traducción que siempre están supervisados por un equipo de correctores, editores y controladores de calidad. De esta forma, aseguran que los trabajos se realizan con la pulcritud y la seriedad que les piden los clientes.

Con esta plataforma podrás acceder a empleos de traducción de empresas de alrededor del mundo. Además, también podrás encontrar pedidos de universidades, dependencias gubernamentales, etcétera.

3. One Hour Translation

Continuamos con este listado con los mejores portales para poder ganar dinero traduciendo textos. Este se trata de otro de los más punteros y que es uno de los más populares entre los traductores de Internet.

Se trata de una plataforma que tiene a más de 2000 subscriptores y que van ofreciendo trabajo de forma muy habitual. El método de pago es, siempre, por la cantidad de palabras y la tarifa suele variar dependiendo de aspectos como:

  • Tipo de texto
  • Cantidad de textos solicitados
  • Cliente que solicita la traducción
  • Etcétera

La información acerca de los cobros siempre la podrás ver en tu panel. De esta forma, trabajarás teniendo muy claro qué es lo que vas a ganar en todo momento.

4. Trabajar como traductor en Netflix

Sí, sí: ¡has leído bien! Ahora también puedes ofrecer tus conocimientos como traductor online en uno de los mayores gigantes de películas y series: Netflix.

Esta productora se ha internacionalizado muchísimo en los últimos años y, por eso, hoy en día precisan de traductores para escribir subtítulos de las series o películas.

Para ello, deberás hacer una prueba y, si la pasas, podrás comenzar a ganar dinero desde tu casa y traduciendo algunas de las películas o series más interesantes de la actualidad.

¡Un lujazo!

¿Cuánto dinero se puede ganar traduciendo en Internet?

Para poder responder de forma clara a esta pregunta, primero, tenemos que remarcar algo: los comienzos siempre son más difíciles. Pero no debes tirar la toalla, está claro que al principio puede ser que ganes menos dinero pero, con el paso de los meses, podrás ir aumentando tu tarifa y vivir cómodamente de ello.

Para poder ganar dinero traduciendo textos tienes que saber cuáles son los ingresos aproximados de este tipo de profesión. Pero, antes de nada, queremos dar una serie de apuntes básicos que te ayudarán a entender mejor cómo se realiza este trabajo:

  • Al día se suelen llegar a traducir unas 2500 palabras. Es normal que al principio comiences traduciendo menos y, con el paso del tiempo, puedas hacer más. Pero la media son 2500 palabras.
  • Las tareas de traducción al 100% nos pueden llegar a ocupar una media de 173 días al año (descontando las vacaciones, fines de semana y las horas invertidas en gestión de proyectos, clientes, etcétera). Esta cantidad de días las dedicaríamos completamente al trabajo de traductor.
  • El precio medio que cobran los traductores online es de 0,102€/palabra. 

Con toda esta información, podemos calcular ahora cual es el salario anual que podemos ganar en bruto si cumplimos estos requerimientos. La fórmula es la siguiente: 2500 palabras/día x 173 días al año x 0,102€ = 44.000€/año

Sin embargo, este es el importe en bruto. De ahí tenemos que descontar gastos de autónomos, IRPF, etcétera. Que, con un cálculo aproximado, son alrededor de 12.000€/año. Por tanto, el sueldo anual que podemos ganar traduciendo textos es de 32.000€/año netos. 

Esta cifra se puede quedar alrededor de los 2750€/mes. Como ves, es un importe bastante cómodo y considerable y, lo cierto, es que puedes llegar a él. Pero, como todo en la vida, para poder alcanzar la cima primero se tiene que empezar de abajo.

Así que, no desesperes, y comienza a labrar tu futuro desde ahora mismo. Busca empleo como traductor y, poco a poco, podrás ir disfrutando de un sueldo digno y,  lo mejor de todo, ¡siendo tú tu propio jefe!

7 tips para ganar dinero desde casa

Ya te hemos indicado que, si eres traductor o dominas más de dos idiomas, puedes ganar dinero traduciendo documentos que te entregan vía online. Es una forma muy sencilla de poder labrarte una profesión y, poco a poco, ir mejorando tu economía.

Sin embargo, trabajar en casa no siempre resulta fácil. Puede ser que no termines de rendir o de tener la misma productividad que en una oficina debido a las distracciones o a la energía que hay en nuestras casas. Pero ¡tú puedes hacerlo!

Aquí queremos descubrirte los mejores consejos para que puedas ganar dinero desde casa y no tener que desplazarte para desarrollar tu jornada laboral.

  1. Planifica un horario: es importantísimo que organices tu jornada laboral. Puede ser que, al no tener otro jefe que tú mismo, al principio te cueste dedicarle tiempo a tu profesión y, al final, pases muchas horas muertas o poco productivas. Fíjate una hora de entrada y una de salida e intenta cumplirla a rajatabla.
  2. La importancia de los descansos: cuando estás en una oficina, seguramente paras un momento para tomar un café o para charlar cinco minutos con tus compañeros. Estos «breaks» son muy saludables para tu creatividad, concentración y para tu productividad. Por tanto, márcate una breve pausa de 10 o 15 minutos para desayunar o dar un paseo. ¡Te irán súper bien!
  3. Desconecta el fin de semana: retomamos de nuevo la importancia de tener un horario. Y es que resulta esencial que trates tu profesión del mismo modo como la tratarías si trabajaras fuera de casa. Los fines de semana descansa, desconecta y evita dejarte trabajo acumulado. Es mejor que aprietes un poco más entre semana y que, al llegar el viernes, puedas descansar.
  4. No te distraigas: en casa es muy, pero que muy, fácil caer en la tentación de distracciones absurdas que pueden afectar tu productividad. Por ejemplo, puede ser que te acuerdes que tienes que hacer una lavadora o que tienes que ir a comprar. Evítalo. Tienes un horario que cumplir y, todas estas tareas, mejor que las hagas fuera del horario. Así podrás ser igual de productivo que cuando trabajas fuera.
  5. Apaga la tele y aparca el móvil: es otra de las formas más habituales que tenemos de distraernos y, por tanto, de tener una menor productividad. Mientras trabajas no tienes que tener la televisión encendida ni tampoco estar todo el rato con el móvil. Es tu jornada laboral y, de tu productividad, dependerá tu sueldo.
  6. Sé más estricto al principio: está claro que, una de las grandes ventajas de trabajar desde casa, es que te aporta una mayor libertad de movimiento. A la larga, podrás organizarte tus días de trabajo de una forma más libre y sin restricciones pero, al principio, tenlo todo muy marcado. Procura estar los 6 primeros meses con una rutina bien definida y con horarios concretos, así, podrás organizar mejor tu trabajo y te acostumbrarás a esta manera de trabajar desde casa.
  7. Coworking: y, por último, otro de los consejos que te damos si quieres ganar dinero traduciendo textos pero not terminas de ser productivo es que busques oficinas de coworking. Son mesas que alquilas en amplias oficinas de personas que, como tú, no quieren o no saben trabajar en casa. Por una cantidad pequeña de dinero, podrás tener una mesa con tu ordenador y rodearte de otros profesionales que también tienen empleos de freelance.

Cómo vender tus servicios como traductor online

Si ya te has decidido a convertirte en un nómada digital y ser traductor online, tienes que dar el siguiente paso. Es decir, tienes que saber vender tus servicios a las empresas que pueden requerir tu trabajo.

En apartados anteriores te hemos descubierto algunas de las mejores páginas para encontrar trabajo de traductor. Sin embargo, también puedes optar por hacer una búsqueda más concisa e ir tú mismo a «puerta fría» para vender tus conocimientos a las empresas que te interesen.

Para hacer este paso, te recomendamos que tengas en cuenta estos consejos que son esenciales para poder quedar como un buen profesional.

  • Crea un perfil en Linkedin: todos los trabajadores online que quieran empezar a trabajar como freelance tienen que tener un perfil profesional en Linkedin. Es la forma más directa y fácil de conocerte como profesional y de poder ver tus recomendaciones y tus aptitudes en el trabajo.
  • Presencia en Internet: además de tu perfil en Linkedin también es recomendable que estés activo en la red. Para ello, puedes optar por montarte tu página web o, al menos, una página de Facebook donde compartas y muestres tu interés. Este paso no es 100% imprescindible pero sí que te puede ayudar a ganar puntos frente a otros candidatos.
  • No envíes mensajes masivos: un error muy común es que, cuando estamos buscando empleo de freelance, escojamos las empresas que nos interesan y que enviemos un email de forma masiva.  Es mucho mejor ir enviando uno a uno de forma personalizada, encabezando el mail con un «Hola XXX» (el nombre de la persona o de la empresa). Así darás una sensación de interés real y personal.
  • Investiga la empresa: también es recomendable que, antes de empezar a enviar mails «a lo loco», entres en la web de las empresas y te asegures de que trabajan con el idioma que tú dominas. De esta forma, sabrás si realmente necesitan tus servicios y, además, también darás una imagen de interés y profesionalidad al indicar que has consultado su página web.
  • Tu currículum y carta de presentación: debes evitar enviar un mail sencillo y con el currículum adjunto porque, seguramente, nadie lo mirará. Intenta captar la atención con tu mail y aprovecha el cuerpo del mensaje para incluir la carta de presentación que explique quién eres y por qué quieres trabajar con ellos. Es importante romper la frialdad que puede haber en el entorno digital y, para ello, nada mejor como mostrar cercanía con este tipo de carta.
  • No engañes: no caigas en el error de querer hacerles creer que eres una empresa de traducción. Más que nada porque estos datos se pueden fácilmente comprobar al poner tu nombre en Internet. Cuidado con engañar o exagerar tu experiencia porque, si te pillan, quedarás como una mala profesional y alguien de poca confianza. Piensa que el mundo al final es muy pequeño y que es muy fácil que las personas de una empresa vayan rotando a otras. Por tanto, no te interesa quedar mal con nadie.
  • Indica tus tarifas: muchas veces, las empresas no pueden contratar a traductores por cuestiones de presupuesto. Por ello, si quieres saltarte de inmediato ese paso, te recomendamos que indiques en el cuerpo del mensaje cuáles son tus tarifas. Así, puede ser que tus precios entren con los suyos y que, por tanto, tengan más interés en ti y en tus servicios. Intenta ser realista con tus tarifas, tu experiencia y tus conocimientos ya que, de lo contrario, difícilmente tendrás trabajo.
  • Ni una falta de ortografía: y, por último, si quieres ganar dinero traduciendo textos es imprescindible que en tu mail no haya ni una sola falta de ortografía ni gramática. Es esencial que te presentes como un experto en el idioma y, por tanto, quedarás entredicho si en tu correo de presentación hay algún error de este tipo. Revisa bien el mail antes de enviarlo, así como tu currículum y tu carta de presentación. Procura que esté todo en perfectas condiciones y, entonces, dale al botón de «Enviar».

Con los consejos que acabamos de darte en este email ya estás preparado/a para poder empezar tu nueva vida y trabajar como traductor freelance. Ponte manos a la obra, mejora tu perfil online y empieza a buscar trabajos que te permitirán vivir donde te dé la real gana.

Foto Shutterstock: mujer joven y hombre con cascos hablan diferentes lenguas al mismo tiempo que se traducen.