a qué se dedica un analista de fútbol

Analista de fútbol: qué es, cómo convertirte en uno y vivir de tu pasión

Tabla de contenidos

Dejar tu vida laboral tradicional atrás y dar el paso para vivir de tu pasión no es fácil.

Pero se puede.

Y en este artículo voy a contarte cómo lo hice posible, cómo conseguí convertirme en analista de fútbol.

¡Hola! Mi nombre es Dani. Soy un apasionado de los deportes y de viajar (así llegué a Inteligencia Viajera).

Me considero una persona muy activa y soñadora que tiene una obsesión. Bueno, dos:

  • No permitir que la falta de libertad entre en mi vida.
  • Evitar a toda costa pasar muchas horas de mi vida dedicadas a cosas que no me aportan nada.

Después de muchos quebraderos de cabeza, tomé medidas y me lancé para fusionar mi pasión y mi profesión para convertirme en analista de fútbol.

«Pero Dani, ¿por qué nos vas a hablar de fútbol en un blog de marketing y nomadismo digital?».

Este artículo no habla (solo un poco) de fútbol.

Es una guía de cómo encontrar un nicho que te apasione, de cómo lanzarte a luchar por tu idea y de los pasos que me han permitido dejar mi trabajo tradicional para dedicarme a lo que me apasiona.

Espero que te sirva de motivación para continuar con tus proyectos. ¿Te apetece leer más?

Qué es el analista de fútbol

En los deportes en general, y en el fútbol en particular, los equipos de trabajo cada vez son más multidisciplinares. Es decir, hay expertos que se dedican a cada una de las áreas.

Y el analista de fútbol, analista de rendimiento o analista táctico es uno de ellos.

Básicamente el analista es un especialista más en el fútbol que se encarga de estudiar el deporte al máximo detalle, haciendo uso de tecnología y con ayuda de todo tipo de datos.

Con este estudio previo, ayudamos al entrenador y a los jugadores a reducir la incertidumbre del juego y a facilitar su toma de decisiones. Mejoramos la estrategia del juego y entregamos al equipo datos que ayudan a conocer bien al rival.

A esto es a lo que se dedica un analista.

Y aunque siempre hubo personas que analizaban las tácticas y el rendimiento de los jugadores, ahora está en auge porque este deporte crece cada día y busca más perfiles técnicos.

Es una profesión emergente, con cada vez más demanda y poca gente preparada. Antonio G. hablaba de profesiones del futuro en este artículo y ya mencionaba a analistas de negocios.

1. Tipos de Analistas

Como estamos en un blog de nómadas digitales, tiene sentido que divida los tipos de analistas en 2 contextos:

A. Analistas que trabajan de manera presencial

Son trabajadores tradicionales en realidad. Acuden cada día a su puesto de trabajo, a su oficina.

Pertenecen a cuerpos técnicos y equipos.

Están en el día a día, y al final dedican muchas horas de su día al trabajo.

analista de video futbol o scouting

Pero con una diferencia muy significativa: los trabajos en el fútbol son muy vocacionales en el 99% de los casos.

Y cuando uno dedica su tiempo a su vocación, no suele haber problemas, frustración y sensación de estar malgastando tu vida.

B. Analistas que trabajan a distancia, en remoto

Como gran parte del trabajo se realiza con tecnología, vídeos y ordenador, se puede trabajar en remoto perfectamente.

Las profesiones se adaptan y puedes estar ligado al mundo del fútbol que tanto te apasiona, pero sin la necesidad de estar desplazándote todos los días.

Este tipo de perfiles suelen ser analistas más dedicados a captar jugadores (scouting) o científicos de datos aplicados al deporte.

La realidad es que hay analistas que trabajan viajando por el mundo. Haces tu trabajo online, desde tu casa, desde un hotel o en una playa en las Islas Cook.

Esta opción es muy interesante para nosotros los viajeros, ¿no?

Estoy convencido de que en tu nicho también hay opciones de reorganizar el trabajo para hacerlo a distancia. ¿Lo habías pensado alguna vez?

Cómo llego a ser analista de fútbol: mi historia

1. Mis inicios en los trabajos tradicionales

Como muchos de nosotros, yo seguía la vida tradicional establecida por la sociedad:

  • Estudiar en la Universidad para tener un título que me diese «seguridad» laboral. Yo soy ingeniero de telecomunicaciones y Licenciado en Investigación y Técnicas del Mercado. Ninguna de las 2 carreras me gusta, aunque supongo que me han ayudado.
  • Mientras estudiaba, trabajaba donde podía para pagar mis viajes: Nepal, Perú, Indonesia o donde pudiese escaparme.
  • Acabé la Universidad y entré en el mundo de consultoría (quién me mandaría…).

Hasta ahí todo normal, ¿no? Lo que dicta la sociedad.

Y la verdad es que yo pensaba que me iba bien.

Ganaba dinero, crecía en la empresa, estaba muy valorado por mis jefes y mis compañeros… Era bastante bueno en ese tipo de trabajos.

Estaba cumpliendo lo que siempre me habían dicho que era lo ideal para mí.

Pero no.

¿Te sientes identificado? Sigue leyendo…

2. Cómo me doy cuenta que esa vida tradicional no es para mí

Más de 10 años trabajando en consultoría. Con un mínimo de 10 horas al día trabajando. Si solo eran 10 horas al día, estaba contento.

Me río yo de la jornada de 40 horas semanales.

Muchas noches y fines de semana trabajando gratis. Sí, las horas extras no se suelen pagar en este tipo de trabajos. La respuesta siempre era: «Esto es consultoría».

Todo el mundo lo hace. Así que yo también. Si no, puedes tener problemas…

Pero poco a poco me fui dando cuenta de que algo raro pasaba. Cuando entregábamos un proyecto y era superexitoso y rentable para la empresa, todo el mundo estaba feliz y contento.

Menos yo.

Me daba igual que el proyecto fuese bien o mal. Yo solo lo hacía lo mejor posible, era superprofesional. Pero me daba igual.

No disfrutaba ni compartía los éxitos de la empresa.

Poco a poco me daba cuenta de que eso no era para mí. No podía pasarme toda la vida haciendo algo que no me interesase. Me daban igual los negocios de bancos o petroleras para las que trabajaba.

Necesitaba salir de ahí, así que me puse a idear un plan.

3. Buscando mi nicho perfecto (o cómo salir de la consultoría tradicional)

En paralelo a mi vida laboral, tenía 2 principales hobbies.

Uno era viajar.

Viajaba por el mundo siempre que podía. Mochila en mano y a recorrer sitios, trekking, selft-safari o lo que surgiese.

Pero claro…Los trabajadores por cuenta ajena no tienen muchas vacaciones.

Mis 23 días los dedicaba a viajar. Todos y cada uno de ellos.

Pero me sabía a poco.

Más motivos para buscar una alternativa laboral que me diese más libertad.

Mi otro hobbie es el deporte.

Esto intentaba compaginarlo con mis horarios laborales.

Siempre he jugado al fútbol, pero las rodillas me dijeron basta; así que decidí pasarme a los banquillos y hacerme entrenador.

¡Y lo disfrutaba!!

Los éxitos de mis equipos los vivía de verdad, al contrario de lo que ocurría con mis empresas.

Una pregunta empezó a rondar mi cabeza: «¿Cómo podría compaginar mi profesión (que se me da bien y donde soy bueno) con mi pasión, el fútbol?»

Y ahí encontré mi nicho perfecto: Analista de fútbol, pasión y profesión; tecnología y deporte.

4. El proyecto online que me cambia la vida: Objetivo Analista

A partir de esa idea feliz, empecé a formarme como analista de fútbol. Pero fue muy complicado. No existía casi nada en español y muy poco en inglés.

No había cursos, ni libros, formación… Mi proceso de aprendizaje fue muy lento y muy autodidacta.

No había más opciones.

«¿Y por qué no montar un blog donde pueda ayudar a la gente que tenga el mismo objetivo que yo, convertirse en analista de fútbol?»– pensé.

Ya tenía proyecto y nombre: Objetivo Analista.

A. Mis primeros 2 años, compaginando trabajo tradicional y digital

Los primeros 2 años intentaba aprovechar el poco tiempo libre que conseguía para dedicarlo a Objetivo Analista.

Era complicado no desanimarse.

El esfuerzo era muy grande para trabajar por cuenta ajena muchas horas al día (y poder pagar las facturas), y a la vez llegar con energía para dedicarle al blog.

No me extraña que haya estudios que digan que un porcentaje altísimo de blogs se abandonan antes de cumplir un año de su nacimiento.

como ser analista de fútbol

Al principio te fijas en las visitas (error), y yo tenía muy pocas.

Seguía todos los consejos de Antonio G en su guía de posicionamiento, y de hecho conseguí rápidamente posicionarme en las primeras posiciones de Google.

Pero seguía con poco más de 100 visitas al día.

Era difícil no tirar la toalla.

Lo que no me había dado cuenta es que mi micronicho era tan pequeño que casi nadie lo buscaba en Google. Pero los que lo hacían, llegaban a Objetivo Analista.

B. Pequeños grandes éxitos

Objetivo Analista empezaba a dar resultados, aunque yo no fuese muy consciente todavía.

La gente me empezó a ver cómo una referencia en el área. Recibía muchos emails felicitándome por mis contenidos o dándome las gracias.

Eso era gasolina para seguir. Pero de felicitaciones no se vive.

Surgen nuevas oportunidades para trabajar como analista y para dar clases en centros de entrenadores. Parece que ya no es solo un hobbie.

Hay posibilidades reales de salir de la rueda laboral tradicional.

El gran éxito fue que descubrí algo. Me encantaba la formación, ayudar a la gente, compartir mis conocimientos.

Y me cambió el chip.

Decido arriesgar.

C. La gran decisión: despido a mi jefe

Ya estaba decidido: iba a apostar por mi proyecto, me lo merecía.

Por gestionar mis horas y ganar en libertad.

Por trabajar en algo que me de satisfacción.

Así que el 31 de mayo de 2019 despido a mi jefe: renuncio a mi salario y a mi coche de empresa para perseguir la felicidad.

Tenía dinero ahorrado y había echado cuentas de cuanto tiempo podía estar sin ingresar invirtiendo en Objetivo Analista.

Para 1 año me llegaba bien.

Rebajé mi nivel de vida y mis gastos de vida acomodada.

¿Y sabes qué?

Que no pasaba nada, no lo echaba de menos.

Mi estrategia (que no sé si es la ideal, pero es la mía y funcionó)

Quiero compartir mi estrategia contigo.

Al final y al cabo funcionó en mi caso y estoy seguro de que te ayudará en el tuyo.

Todo suena muy loco, pero en realidad tenía un plan, una estrategia que en mi cabeza tenía mucho sentido.

Estaba en un punto que leía y leía sin parar. Devoraba todos los artículos y podcast de todos los referentes del marketing online.

Me salía humo del pelo de pensar en todo lo que tenía que hacer.

Así que decidí ir poco a poco.

1. Marketing de contenidos

Necesitaba generar contenidos. Tenía que posicionarme como un experto en el área del análisis de fútbol.

Yo tenía muchos conocimientos para compartir. Y quería realmente ayudar a la gente.

Así que me planteé un objetivo: iba a publicar 3 artículos por semana.

No sé si es mucho o es poco, pero es el número que vi realista conseguir para mi caso en concreto.

Me levantaba todos los días 1 hora antes, y dejaba 1 hora de ver la TV por la noche para escribir.  Lo he cumplido durante mucho tiempo y mi idea es retomarlo.

Generar contenidos de calidad tuvo muchos beneficios para mí:

  • Me posicioné como un experto en la materia. En realidad yo ya tenía muchos conocimientos, pero la gente no lo sabía. Ahora sí.
  • Situé Objetivo Analista muy bien en los buscadores. Hice mi trabajo de SEO y conseguía atraer gente a mi blog. Aparecía en casi cualquier búsqueda sobre analista de fútbol o scouting.
  • Ayudaba de verdad a la gente. Contestaba cada uno de los emails que recibía. Me generaba mucha satisfacción hacerlo.

Y si tú también estás buscando desarrollar tu negocio de analista de fútbol o de lo que sea, tienes que aplicar esta estrategia.

2. Networking, networking y más networking

El mundo del fútbol, al igual que en muchos otros sectores, funciona mucho por relaciones. Incluso te diría que la vida en general.

Así que me lancé al networking. Generar contactos, relaciones y amistades laborales que me pudiesen ayudar (y yo a ellos).

La realidad es que es algo que se me da mal. Me esfuerzo mucho porque soy consciente de la importancia que tiene. Pero yo soy una persona muy tímida, y me cuesta.

A. Redes sociales

Empecé poco a poco con Twitter y Facebook. Interaccionaba con la gente, comentaba sus tweets, entraba en debate con usuarios de referencia. Le cogí el punto.

analista de fútbol

Las redes sociales no me han enganchado, pero he sido capaz de verles su utilidad y usarlas como una herramienta de trabajo más.

Y funcionan.

Mi idea para 2020 es lanzarme con LinkedIn. Creo que esa red social encaja con mis contenidos.

¡Os iré informando!

B. Guest Posts

Había leído en este artículo de Inteligencia Viajera que los guest post atraen a mucha gente a tu blog.

Como yo soy muy obediente y Antonio G. recomienda hacer guest posts, pues me puse a llamar a puertas proponiéndolo.

Hice una investigación de cuáles serían los mejores sitios donde poder publicar una entrada como invitado. Y uno por uno, contacté con todos proponiéndoles la idea y explicándoles mi punto de vista de por qué era algo beneficioso para ambas partes.

Muchos no contestaron, a algunos no les interesaba, pero a bastantes les pareció muy bien.

Escribir artículos en otras webs me sirvió para mi objetivo principal, que era llegar a más gente.

Pero además el networking que hice fue fundamental.

Muchos de esas webs y blogs ahora son amiguetes míos, hablamos regularmente y colaboramos también con nuestros proyectos respectivos.

C. Entrevistas

A la gente le gustan las historias.

Las guías y los tutoriales de cómo hacer cosas están genial. Nos ayudan y nos sirven para aprender.

Pero las historias llegan a la gente.

Así que arranqué una sección que se llamé «La voz de los analistas» donde entrevistaba a analistas de fútbol profesionales para que nos contasen su historia y nos diesen su punto de vista.

En realidad lo que estaba haciendo era más networking.

Yo pensaba que estaba generando contenido de calidad (que también). Pero establecer relación con expertos y referencias me ha ayudado mucho y me ha abierto muchos puertas.

D. Asistir a eventos presenciales

¡Qué vergüenza!

Llegar a cursos y eventos donde no conoces a nadie y empezar a hablar con la gente.

Pues sí, hay que hacerlo.

Y lo mejor…¡no es tan difícil!

El evento lo disfrutas y las conversaciones salen naturales.

¡Fuera miedos!

Hay que hace networking presencial.

El cara a cara es totalmente distinto a cualquier tipo de comunicación digital.

3. Marca personal o lo que dicen de ti cuando no estás delante

Muchos de los emails que me escribía la gente me decían cosas como:

«Soy bueno, pero la gente no me conoce» o «No consigo una oportunidad en el mundo del fútbol, parezco invisible».

Eso me dio una idea para mi lead magnet.

Así que me lancé a escribir un ebook sobre marca personal: Los 9 consejos definitivos: Cómo ser analista de fútbol desarrollando tu marca personal. 

Jeff Bezos, fundador de Amazon, define la marca personal así:

«La marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás delante».

Es mi definición favorita. Pocas palabras pero con un impacto brutal.

Se suscribieron 2500 usuarios a mi lista gracias a descargarse mi ebook de marca personal.

Por fin mi primer curso: Analista 360º

Había despedido a mi jefe.

Pero mi monetización de Objetivo Analista todavía era muy reducida. Algo de afiliados, clases ocasionales en escuelas de entrenadores y centros de formación, pero poco más.

La formación me encanta.

Cuando iba a dar clases, notaba que esos cursos ayudaban, pero que se podían mejorar.

Muchas veces pasa con las ponencias espectaculares de expertos. A la hora de la verdad, cuando llegas a tu casa, no sabes por dónde empezar…

Quería crear algo único, algo que ayudase de verdad.

El curso que yo hubiese deseado realizar cuando estaba empezando a formarme como analista de fútbol.

Y así nació Analista 360º.

Es una formación online, superpráctica, clara y directa donde desnudo la profesión de analista de fútbol y guío a los alumnos por el proceso completo de aprendizaje. El proceso 360º.

Tiene 2 versiones:

  • La básica, Do It Yourself. Con todo el contenido disponible, licencias de software, foro de discusión y mi soporte por email.
  • El mentoring PRO, donde además del todo lo anterior, mantengo sesiones individuales con los alumnos donde les ayudo a acelerar su proceso de aprendizaje.

Hice un lanzamiento a lo grande, siempre dentro de mis limitaciones.

Te cuento las herramientas de las que me ayudé para el lanzamiento. Seguramente sean de utilidad para ti también:

  • Pretraining gratuito de 7 vídeos que iba liberando día a día.
  • Webinar en directo donde aportaba valor y ofrecía el curso.
  • Carrito abierto 7 días, una vez el pretraining acabase.
  • Email marketing con los usuarios segmentados por intereses, clicks, interacción…
  • He utilizado un montón de herramientas como:
    • Mailchimp para email marketing.
    • Zapier para integrar herramientas.
    • Teachable como plataforma donde alojar el curso.
    • Stripe como pasarela de pago.
    • Zoom para webinars.
    • Loom para responder dudas con formato vídeo.
    • Birdseed como chat online para responder dudas en la semana de lanzamiento.
    • Trello para gestionar tareas.
  • Afiliados, aunque tarde y mal. Con todo el networking que había hecho durante este tiempo, conseguí algún afiliado que me trajeron 4 alumnos a Analista 360º. Para el segundo lanzamiento lo he preparado mejor.

El lanzamiento fue espectacular. Yo no sabía si iba a vender 1 curso, 10 o ninguno.

cuanto gana un analista de futbol

Vendí 35 y facturé alrededor de 20.000€ brutos.

Ojo, ¡¡¡que esto funciona!!!

Beneficios de mi nueva vida

Mi 2019 ha sido muy loco en muchos sentidos.

Mudanzas, decisiones importantes, cambios de trabajo, de estilo de vida, familia y amigos que no te entienden…No ha sido fácil.

Pero la verdad es que me encanta mi nueva vida como analista de fútbol:

  • Tengo mucha más libertad. Decido cómo y cuándo hago las cosas.
  • Trabajo muchas horas, pero no tengo esa sensación de esclavitud que tenía cuando me dedicaba a la consultoría.
  • Disfruto lo que hago y no hay nada más importante que eso.
  • Soy mucho más dueño de mis decisiones que antes.

Además de Objetivo Analista, presto mis servicios como analista de fútbol a equipos profesionales de primer nivel. Todo un lujo, impensable hace años.

Mis amigos lo saben y es algo que comentamos a menudo.

Yo nunca he dormido del tirón, jamás.

Nunca me he ido a dormir y me he levantado por la mañana sin haberme despertado 4 o 5 veces durante la noche.

Pues ahora sí. Duermo a pierna suelta del tirón.

No tengas miedo, encuentra tu camino y sé feliz. Si yo he sido capaz, tú también.

Cuéntame, ¿crees que es una profesión interesante para los nómadas digitales? ¿Te has planteado alguna vez ser analista de fútbol?

Te leo en los comentarios.

¡Ah! Si estás interesado en esta profesión y quieres saber cómo convertirte en analista de fútbol, analista de rendimiento o analista táctico, apúntate a este entrenamiento gratuito para aprender los primeros pasos para ser analista.

El curso abrirá de nuevo sus puertas en breve. 😉

Únete a la conversación

18 comentarios

  1. Hola Dani como estas ,fue muy importante toda la informacion que nos brindaste ,hace tiempo que estoy en busca de este camino pero me esta costando iniciarme en todo esto, mi pregunta en este trabajo emergente es, se puede ser analista de otros deportes..gracias por todo saludos.

    1. Hola Leandro!

      Me alegro que te haya servido la información. Espero que sea útil para todos.

      En respuesta a tu pregunta, si, es un trabajo emergente en todos los deportes. En EEUU lo usan mucho para béisbol, baloncesto o fútbol americano.

      En Europa se está extendiendo mucho en fútbol, pero cada vez hay más compañeros de baloncesto, fútbol sala, rugby, balonmano…incluso he conocido a gente que eran analistas de hockey-hierba.

      Un abrazo!
      Dani

  2. Enhorabuena DANI…!!
    Desearte lo mejor ..
    Y gracias…
    Me motivas …
    Seguiré trabajando…
    En el transcurso te pediré ayuda ..!!!

    Y saludos también a ANTONIO..!!
    Nos vemos…..

  3. Hola Dani!!
    Estoy a un año de entrar a la Universidad y estaba muy preocupado porque no encontraba una actividad que me llenará del todo, hasta que encontré que se puede ser analista de fútbol, así que quería saber que es lo primero que tengo que hacer para poder desempeñarme como tal.

    1. Muy bueno la verdad !! Muy enriquecedor todo el contenido y vaya si servirá para lo que se viene y en estos tiempos en los que estamos viviendo aún más, ese empujón o esa charla motivaciónal que a veces uno solo tiene que darse es fundamental !! La verdad me encanto y me sirvió , estoy a punto de entrar acá en una facultad a estudiar el curso de analista de rendimiento e inteligencia deportiva en fútbol y estoy con todas las ganas de crecer !! Me encantaría ver algún otro contenido tuyo el día de mañana ya que me gusto mucho !!

  4. Excelente artículo, me anima aún mas a incursionar al mercado laboral del fútbol, sin embargo, en Colombia aún es un área muy poco desarrollada, y en mi ciudad es casi nulo.

    He terminado mi pregrado y estoy en la búsqueda de esa combinación de mi pasión y mi formación, y creo que el análisis de datos en el fútbol puede ser la respuesta, sin embargo, ¿cómo hacer networking en un país y una ciudad con tan poco desarrollo en el área?

    1. Hola DAvid,

      El networking no tiene que ser únicamente con gente experta en el tema. Puede ser gente relacionada con el mundo del fútbol, con la que compartís sinergias .

      Ser de los pocos que lo hacen también es una gran oportunidad. Te convierte en único

      Un abrazo y mucha suerte!

  5. Hola Dani!
    Lo que te paso a ti en su día de querer cambiarla 180º es lo que siento ahora. Trabajo de Jefe Proyecto en una consultoria que todo “genial” pero no me llena y como te paso a ti, duermo poco, trabajo mucho y digámoslo claro… laboralmente no soy feliz. Estos días empecé ya a intentar realizar este cambio a dedicárme a mi pasión que es el fútbol, y no como entrenador sino analista y Scouting. Me hice un máster en Scouting de fútbol ( ahora estoy trasteando con NacSport y su licencia de 30 días) y quiero formarme más y no tengo claro por donde enfocarlo. Espero que con ayuda pueda conseguirlo.
    Muchas gracias por este post
    Saludos

  6. Hola Dani, te he leido y me has inspirado totalmente a recorrer mi propio camino, quiero ser entrenador, soy Abogado pero lo que me hace feliz es estar en la cancha, ser formador, analista. Gracias por este blog. Voy a abrir mi propio blog, me prepararé y en una de esas nos llegamos a conocer mas adelante. Saludos.

  7. Felicidades Daniel! Estoy en Mexico y me cuesta mucho trabajo iniciar en esta vida debido al trabajo y a la incertidumbre sobre cómo iniciar. He leido y me he formado en la tactica de futbol, y fui jugador profesional sub-17, me interesa ser analista o scout, ¿Tienes algun consejo para mi inicio?
    Saludos
    Alejandro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *