Cómo hacer una entrevista profesional

[Cómo hacer una entrevista] Megaguía para entrevistar de forma profesional

Tabla de contenidos

Si tienes un canal de YouTube, un blog, un podcast o stremeas en twitch sabrás que conseguir despertar el interés de los usuarios a través de tu contenido puede convertise en un verdadero reto en algunas ocasiones, ¿verdad? Es por eso que hoy queremos contarte cómo hacer una entrevista como parte de tu estrategia de contenidos.

Las entrevistas son una buena manera de generar interés en tu audiencia, ya que no solo serán escuchadas por los usuarios que ya te conocen, sino también por los seguidores de la persona a la que entrevistas. ¡Y eso significa mucha visibilidad!

Además, es una ocasión magnífica para compartir nuevos puntos de vista y experiencias que de otra forma no tendrías la oportunidad de mostrar.

¡A nosotros nos encanta este formato y ya llevamos unas cuantas! Si aún no las has visto, puedes echarles un ojo en nuestro canal de Youtube.

Pero vayamos a lo que nos interesa. En el post de hoy vamos a ver:

  • Cómo hacer una entrevista estructurada que consiga atraer el interés de las personas que te escuchan.
  • Veremos diferentes tipos de entrevistas.
  • Algunos consejos para crear una entrevista profesional.
  • Y también cómo hacer una entrevista periodística escrita.

Si te apetece generar un contenido interesante y que enamore a tu audiencia, este post te va a resultar muy útil. ¡Comenzamos!

Qué tipos de entrevistas existen

Todos sabemos qué es una entrevista; se trata de una conversación que mantienen dos o más personas donde una de ellas actúa como entrevistador, mientras que el resto son los entrevistados.

El objetivo de una entrevista, en general, suele ser el intercambio de opiniones de las personas que participan en ella con el fin de informar a los oyentes.

En función de las características de esta conversación, podemos distinguir diferentes tipos de entrevistas.

1. Según su estructura

La estructura se refiere a la forma en la que se lleva a cabo la entrevista. ¿Hay guion? ¿La cosa va improvisada? Pues en función de cómo está estructurada la entrevista podemos distinguir estos tipos:

  • Entrevista abierta: aunque su objetivo está en obtener información, al igual que ocurre con todas, el guion no tiene un papel tan esencial. Es más bien una conversación distendida donde se tocan varios temas, y se intenta que el entrevistado esté relajado y tranquilo. Y es que creando ese clima de confianza la información sale de manera natural.
  • Entrevista cerrada: es justo lo contrario del tipo de conversación anterior. El entrevistador tiene una serie de preguntas preparadas con las que obtiene la información que está buscando del entrevistado. La practicidad y el ahorro de tiempo y recursos son los ingredientes principales de este tipo de reunión.
  • Entrevista mixta: es una mezcla entre la abierta y la cerrada. Puede enfocarse como una conversación fluida, donde la persona que está moderándola va haciendo las preguntas previamente preparadas según surge la oportunidad.

Todas las estructuras son válidas dependiendo de la situación. Las entrevistas abiertas quedan más naturales y espontáneas, y eso mola. Pero si no hay un guion detrás, es fácil que el entrevistado divague sobre un tema o una pregunta se alargue más de lo esperado. Y aunque eso puede ser realmente interesante, puede hacer que quede una entrevista muy larga o que una pregunta le reste importancia a las demás.

Es importante que haya un equilibrio y se toquen varios temas, aunque todos tengan un punto en común.

2. Según el entorno y los objetivos

Cuando hablamos de una entrevista es probable que estés pensando en una conversación con alguien famoso que se lleva a cabo en un medio de comunicación.

Qué tipos de entrevista hay.
Cómo hacer una entrevista: no todas se hacen en platós de televisión.

Sin embargo, podemos hablar de estos 3 tipos en función del ámbito donde se hacen:

  • Laboral: es la que hacen las empresas a las personas que presentan su candidatura para un puesto de trabajo vacante. Todos hemos asistido a una entrevista laboral en algún momento de nuestra vida; ya sabes que se trata de una conversación en la que el entrevistador trata de conocer mejor al aspirante al puesto de trabajo. ¡A algunas personas les entran sudores fríos cuando se enfrentan a una entrevista así! ¿A tí te ocurre?
  • Psicológica: los psicólogos suelen hacer entrevistas a sus pacientes en las sesiones que mantienen con ellos, dejándolas grabadas para su posterior escucha y evaluación. Se trata de una manera muy eficaz de llevar a cabo la terapia; escuchando la voz del paciente, y cómo expresa sus emociones, resulta mucho más fácil al psicólogo poder determinar hacia dónde dirigir el tratamiento.
  • Entrevista periodística: se produce entre un periodista, o reportero, y una o varias personas. El objetivo está en obtener información sobre un suceso de actualidad, o la persona que se entrevista. En ocasiones, los entrevistados son personas con cierto nivel de fama, pero también pueden ser personas sin ningún tipo de eco mediático que poseen información, o pueden aportar su testimonio.

De entre los tres tipos, hoy nos vamos a centrar en este último. Pero eso no significa que los otros dos no sean importantes. De hecho, puede que toquemos el tema de la entrevista de trabajo en un futuro, ¿te interesaría? 😛

3. Según el formato

En función del formato elegido, también podemos hacer una clasificación del tipo de entrevistas que conocemos en la actualidad:

  • Presencial: es el formato más tradicional donde todos los participantes están viéndose en un espacio físico. Por ejemplo, las típicas entrevistas que aparecen en televisión donde los participantes están en la misma mesa.
  • Videollamada o podcast: es uno de los formatos más utilizados en la actualidad para todo tipo de entrevistas. Es maravilloso poder entablar una conversación con una persona que esté a 15.000 km de ti. Tanto el formato vídeo como el audio generan muy buen engagement. En vídeo mostrarás tu cara y la de la persona entrevistada, y eso engancha mucho a la audiencia. Y en formato audio/podcast se genera una intimidad muy guay que facilita su consumo. No es casualidad que el formato podcast esté teniendo tanto éxito.
  • Textual: es otro medio donde también podemos comunicarnos para hacer una entrevista. En este caso, las preguntas y respuestas son enviadas a través del correo electrónico o mensajería instantánea, por lo que el proceso resulta un poco más largo de lo normal y es algo más impersonal. Y a nosotros nos mola interactuar con la persona entrevistada porque es más divertido. 😛

En lo que nos atañe, la entrevista tiene una función principal: crear un contenido de valor para la audiencia. Por lo que preparar las entrevistas presenciales y por videollamada será lo que más capte nuestro interés.

Sin embargo también es interesante contemplar el medio escrito, pero de eso hablaremos más abajo. Paciencia, paciencia… 😀

Cómo hacer una entrevista perfecta

Imagina que tienes un podcast, un blog o cualquier red social, y estás pensando en entrevistar a una persona muy conocida de tu sector. Si invitas a esa persona a tu programa es importante cuidar cada detalle.

Tienes que intentar hacerlo diferente a otras entrevistas que haya concedido tu invitado. Si consigues que disfrute de la experiencia, el resultado final tendrá mucha más calidad; y los oyentes valorarán positivamente la naturalidad.

Para que tengas todo bajo control, vamos a ver en 5 sencillos pasos cómo preparar la entrevista perfecta.

1. Conoce a tu invitado

Es el paso más importante y en el cuál debes invertir el tiempo que haga falta. La preparación de la entrevista requiere una fase previa de investigación. Debes documentarte sobre la persona que vas a entrevistar y pensar qué tipo de preguntas puedes hacerle para obtener la información que necesitas (y que sea relevante para tu audiencia).

Tu objetivo debe ser conocer a la persona antes de que comience la entrevista. Para ello, debes investigar su trabajo, la trayectoria profesional e, incluso, sus redes sociales; anota todos los datos que consideres relevantes.

Para hacer una entrevista amena tienes que conocer la trayectoria de tu invitado
Cómo hacer una entrevista: conocer la trayectoria de tu invitado es fundamental para que la conversación sea fluida y amena.

También es muy importante que conozcas bien todos sus logros laborales, así como su vida personal (en la medida de lo posible, claro).

Una vez que ya lo sabes todo sobre el entrevistado y tienes toda la información organizada y ordenada cronológicamente, puedes comenzar a preparar la entrevista.

2. Redacta el guion

Llegados a este punto ya puedes comenzar a escribir el guion de la entrevista, y es conveniente hacerlo de la forma más literal posible. Es decir, escribir el texto tal y como planeas hablar durante la entrevista. Aunque llevar un guion a la práctica siempre requiere una pequeña parte de improvisación, cuanto más lo adaptes a la realidad de lo que será la entrevista, mucho mejor.

Si no quieres hacer un guion literal puedes hacer pequeñas anotaciones a modo de guía. Como te decíamos antes, hay entrevistas abiertas que son pura improvisación y eso puede ser muy divertido.

Pero si estás empezando y no tienes experiencia entrevistando, nuestra recomendación es que te prepares un buen guion porque los nervios pueden pasarte una mala jugadada las primeras veces.

3. Presentación y saludo

Puede parecer trivial, pero una presentación adecuada es bastante clave. La introducción de tu invitado o invitada tiene que estar cargada de entusiasmo y demostrarle a la audiencia que esta persona tiene mucho que aportar.

Compara esta presentación:

«Me acompaña Fulanito de Tal, que nos va a hablar sobre peluquería canina».

Con esta otra:

«Y ahora te voy a presentar a toda una celebridad en su sector. Ha ganado 3 premios nacionales y hace poco más de un mes quedó finalista en el Artero Grooming Slam, el campeonato internacional de peluquería canina. ¡Estoy encantado de presentarte a Fulanito de Tal! Fulanito, muchas gracias por estar aquí».

Como imaginarás, Fulanito de Tal es un nombre inventado, pero nos ha venido muy bien para mostrarte la diferencia entre presentaciones. ¡Gracias, Fulanito! (Eso sí, el Artero Grooming Slam sí que existe, nos hemos documentado :P).

Además de lo anterior, saludar correctamente a tu invitado es esencial, ante todo agradeciéndole que se haya tomado el tiempo necesario para tener la entrevista contigo. ¡Tener un invitado siempre es un honor!

Tras escuchar su respuesta debes intentar comenzar de la manera más amena posible para que, tanto el entrevistado como los espectadores se encuentren cómodos formando parte de la dinámica.

Puedes decidir cómo vas a hacer el saludo cuando ya hayas preparado toda la entrevista, no es necesario que lo decidas al principio de la preparación.

De hecho, te recomendamos que lo dejes para el final. Así, te saldrá mucho más espontáneo y tendrás más recursos de los que echar mano para decir las palabras adecuadas.

4. La entrevista

Para evitar caer en monotonía y aburrimiento, te recomendamos dividir el guion de la entrevista en diferentes bloques, con los temas que quieres tratar.

Si la persona que vas a entrevistar es alguien famoso por su trabajo como profesional, es muy probable que a tu audiencia le interese conocer también algo de su vida personal. Esto significa que será interesante preparar algún bloque que muestre a tu invitado como la persona que es, más allá de su perfil profesional.

Puedes probar con preguntas tipo:

  • ¿A qué te dedicas cuando no estás en horario laboral?
  • ¿Has tenido alguna figura referente en tu vida?
  • ¿Cómo es tu día a día?
  • Recomiéndanos algún libro, y por qué.

En las entrevistas que hacía Antonio G siempre preguntaba: «Si tuvieras que hacer un último viaje, ¿a dónde irías?». Es una manera muy chula de conocer algo más «íntimo» de la persona a la que entrevistas. Y totalmente alineado con su vida viajera. 😛

Las experiencias profesionales del entrevistado también interesan a los usuarios, así que puedes hacer preguntas sobre su historia o trayectoria en el sector en el que trabaja.

Cómo hacer una entrevista: divide el guion en secciones y abarca temas profesionales y personales.

Haz que hable de sus logros, sus experiencias más extravagantes, sus productos y/o servicios, o su trabajo, en general. En definitiva, empatiza con lo que el usuario quiere saber sobre tu invitado o invitada y le darás el contenido que más le enganche.

5. La despedida

Una vez que ya has finalizado, debes agradecer de nuevo a tu invitado que haya dedicado tiempo para atenderte.

También puedes hacer una lista de conclusiones a modo resumen, para que el usuario que te escucha pueda ordenar en su cabeza toda la información que ha recibido.

Y no olvides darle a la persona entrevistada su espacio para contarle a tu audiencia dónde pueden encontrarle y de qué manera pueden adiquirir su contácto, producto o servicio. ¡Así todos ganan! 🙂

7 tips para hacer una entrevista profesional

La teoría está clara, pero aquí queremos hacer las cosas de forma sobresaliente, ¿verdad? Por eso vamos a darte 7 tips que a nosotros nos han ayudado mucho, y que a ti te servirán para que tus entrevistas ofrezcan un resultado muy pro. ¡Toma nota!

1. Haz que la entrevista se desarrolle como una conversación

Una de las claves para hacer una entrevista con éxito es la naturalidad. Aunque tengas un guion preparado, debes crear una dinámica relajada en la que haya un intercambio de información relevante para que tu audiencia no lo perciba como algo artificial o preparado.

Trata siempre de establecer una conversación con tus invitados, que se note que estáis reunidos para hablar de forma distendida.

Para esto, es muy recomendable que controles algo del tema que se va a tratar. Si es un tema que te resulta totalmente ajeno, no te asustes. No es necesario que de pronto tengas más experiencia que la persona a la que vas a entrevistar.

Pero sí que te recomendamos que investigues en la medida de lo posible para poder aportar algún detalle a la conversación. Además, te ayudará a hilar una pregunta con otra.

Y hablando de preguntas…

2. Intenta evitar las preguntas cerradas

Imagina preparar una entrevista solo con preguntas cerradas, esas en las que la única respuesta posible es “sí” o “no”; acabaría muy rápido ¿verdad?

Es mejor plantear preguntas que den pie a que el protagonista pueda hablar y expresarse durante un tiempo. Será más entretenido para la audiencia, para el entrevistado y para ti también, por supuesto.

Las preguntas que empieza de la siguiente manera favorecen respuestas muy interesantes:

  • ¿Y tú que opinas sobre…?
  • ¿Cómo crees tú que…?
  • ¿Podrías explicarnos cómo has…?
  • ¿Cómo lo harías tú para…?

Empieza por ahí y tu entrevistado o entrevistada estará en su salsa para contar cosas fascinantes. ¡Cómo disfrutamos nosotros escuchando a nuestros invitados!

3. Contempla diferentes escenarios en tus preguntas

Para darle continuidad a la entrevista, puedes ayudarte de frases que enlazan una pregunta con la siguiente. En ocasiones, podrás predecir hacia dónde va a ir la conversación después de una pregunta, así que puedes pensar frases que te permitan enlazar los diferentes bloques.

Cómo hacer una entrevista: prepara algún camino para hilar diferentes preguntas y todo será más natural.

Te damos un ejemplo para que lo veas facilmente.

Imagina que que vas a entrevistar a una persona experta en marketing digital. Conoces su trayectoria y sabes que lleva 17 años en el sector.

Puedes usar este dato como nexo. Si la primera pregunta es acerca de su vida profesional, puede que acabe diciendo que lleva más de 15 años dedicándose al marketing. O puede que no.

  • Si comenta este dato, úsalo para tu siguiente pregunta: «Más de 15 años es bastante tiempo para ver cómo ha evolucionado el mercado. ¿Cómo crees tú que evolucionará en el futuro?» (Te has fijado que hemos evitado una pregunta cerrada?)
  • Si no lo comenta, úsalo igualmente cuando termine de responder a tu pregunta: «Y si no me equivoco, todo esto que me cuentas ha sido a lo largo de 15 años de vida laboral en el sector. Eso es bastante tiempo viviendo la evolución del mercado. ¿Cómo crees tú que evolucionará en el futuro?»

¿Lo ves? De esta manera, te has preparado para enlazar de forma orgánica con tu siguiente pregunta sin cortar bruscamente con lo que te estaba contando previamente y siempre teniendo en cuenta lo que ha dicho previamente.

¡Todo fluye! 😀

Puede que en ocasiones la pregunta que hagas al entrevistado acabe derivando en otros temas totalmente diferentes e imprevistos. Es lo bonito y emocionante que tienen las entrevistas.

La preparación hará que todo fluya mejor, pero es imposible predecir el futuro. No te obsesiones pensando en mil posibilidades porque eso te bloqueará.

Si alguna respuesta se sale por completo de tus previsiones, está bien. Seguramente esté aportando valor y eso es lo que cuenta. Simplemente escucha con atención y trata de reconducir la entrevista cuando sea oportuno.

4. No hagas demasiadas preguntas

Como se suele decir: menos es más. Si consigues que el entrevistado hable mucho con pocas preguntas, puedes estar más que satisfecho. Hacer preguntas de más puede aburrir a tu audiencia e incomodar a tu invitado.

5. Vigila la duración de la entrevista

No hay ninguna norma oficial que hable del tiempo idóneo para hacer una entrevista. De hecho, podemos encontrar conversaciones que van desde unos pocos minutos a varias horas de charla.

Pero si quieres un consejos, evita que tu entrevista dure más de 1 hora. Cuando incrementas ese tiempo aproximado puede hacerse algo pesada, tanto para la audiencia como para el entrevistado, y el resultado final perderá calidad.

Pero siempre hay excepciones, claro.

6. Escoge el lugar adecuado

No es lo mismo entrevistar a alguien en un despacho, que en un sofá tomando un café, por ejemplo. Si lo que quieres es crear un ambiente relajado en el que se respire comodidad y calma, debes escoger una ubicación acogedora.

Asegúrate también de que el lugar que eliges tiene una buena acústica. No puede haber ruidos de fondo que os distraigan. Por ejemplo, si vas a hacer la entrevista para un podcast, intenta que el lugar sea lo más tranquilo posible; así, podrás grabar el audio con buena calidad.

cómo escoger el lugar adecuado para hacer una entrevista
Cómo hacer una entrevista: cuanto más tranquilo sea el espacio, mejor.

Si tu entrevista va a ser por videollamada, trata de conseguir el mejor audio posible. Cierra puertas y ventanas para aislarte lo mejor posible de los ruidos de la calle y trata de grabar en un lugar de la casa con poco eco.

Tip express: las zonas de la casa con muebles y estanterías mitigan el eco mejor que las que están más vacías.

7. Cuida tu lenguaje corporal y tu actitud

El lenguaje corporal dice mucho de las personas. Si estás haciendo una entrevista debes mostrarte proactivo e interesado en lo que el invitado está diciendo.

De esta manera, darás pie a que hable más, mejorando de manera notable el resultado final de la conversación.

Cómo transcribir una entrevista

Como te decíamos antes, también es interesante contemplar el medio escrito cuando publicas una entrevista. Tanto si es un podcast como un vídeo, es muy recomendable hacer una transcripción de la misma y dejarla plasmada en un texto.

Habrá algunas personas que no puedan escuchar el audio de la entrevista, y seguro que también quieren disfrutar la interesante información que estás ofreciendo. El texto es una solución perfecta para eso. Además, dejar por escrito la entrevista ya sea en tu blog o en la plataforma donde se publique, ayudará a buscar de forma rápida el contenido que más interese al oyente.

Quiero transcribir una entrevista hablada, ¿cómo lo hago?

Transcribir una entrevista textualmente puede ser un proceso muy costoso y delicado. Debes utilizar auriculares y pulsar el botón de pausa y play de manera constante. Volver hacia atrás, y escuchar algunas partes de nuevo, son algunas de las cosas que tendrás que hacer durante horas si quieres transcribir el resultado final.

La transcripción de una buena entrevista requiere paciencia, ya que, aunque existen programas de transcripción automática, no siempre aciertan con lo que escriben.

Si vas a hacer tú la transcripción debes saber que hay dos maneras de hacerlo: palabra por palabra o captando el mensaje general.

En el caso de que decidas hacerlo de manera literal será un proceso más largo y costoso; sin embargo, si solo quieres captar el mensaje principal de cada respuesta puedes omitir las partes de la entrevista que no son relevantes. Simplemente asegúrate de que no estás restando valor a la entrevista al hacerlo.

Escuchar la entrevista una primera vez e ir tomando notas de lo más importante te ayudará a hacerlo mejor.

Si vas a transcribir una buena entrevista tienes que tener en cuenta que el lenguaje escrito y el oral son muy diferentes; por ello, en ocasiones tendrás que adaptar el lenguaje.

Además, el contexto juega un papel clave en la entrevista, ya que hay expresiones y palabras que se sobreentienden entre el entrevistador y el entrevistado; sin embargo, al escribirlas sin el contexto pueden perder un poco el sentido.


Puedes hacer la transcripción utilizando el formato pregunta – respuesta, haciendo una nota basada en la entrevista, o mezclando ambas técnicas.

Aprende a hacer una entrevista memorable

Realizar una entrevista es una manera estupenda de crear contenido original que pueda interesar a tus seguidores. Invitar a alguien a tu podcast o blog puede despertar la curiosidad tanto de su público como del tuyo.

Además es una forma genial de aprender y compartir experiencias entre dos profesionales de un mismo sector. ¡O de sectores totalmente distintos, quién sabe!

Si quieres profundizar aún más en este tema, tienes disponible nuestro curso «Crea Entrevistas Memorables» impartido por el propio Antonio G que te ayudará a crear entrevistas realmente únicas.

Cómo hacer una entrevista: si quieres aprender a hacer una entrevista a fondo, échale un vistazo a nuestro curso.

No olvides utilizar los consejos de este artículo en la próxima entrevista que hagas, y vuelve aquí para contarnos cómo te han funcionado.

¿Qué opinas sobre las entrevistas? ¿Es un formato que te atrae? Nos encanta saber qué piensas, así que déjanos un comentario aquí abajo. Y si te quedas con alguna duda, ¡no te cortes! Estaremos encantados de responderte.

¡Nos leemos en los comentarios!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trabaja desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo como Nómada Digital.

Aprende cómo dar los primeros pasos en estas 4 clases gratuitas y 100 % online donde te contamos:

Ver información de privacidad