Conviértete en Video Maker para ser Nómada Digital.

[Qué es y cómo convertirte en video maker] Guía de una de las profesiones más demandadas del mercado digital

Tabla de contenidos

¿Sueñas con vivir de la creación de videos?

Seguro que te encantaría dedicarte una profesión en la que puedas trabajar de lo que tanto te apasiona y además haces bien: editar y producir vídeos.

Ser video maker (o videógrafo/a) es una de las profesiones que más te puede gustar si tienes un perfil viajero, aunque también es ideal para realizarla desde la comodidad de tu propio hogar.

Sea como sea, es perfecta para nómadas digitales, personas que trabajamos con libertad geográfica y temporal.

Así que hoy nos vamos a adentrar en el mundo de la edición de vídeo para explicarte qué es y cómo convertirte en video maker.

Al final del post te dejamos una historia de regalo que te servirá de inspiración. Pero no hagas trampas y léetelo entero si de verdad te interesa el video making porque aquí te explicaremos:

  • Qué es un o una video maker exactamente.
  • Cuáles son las funciones que realiza.
  • Qué necesitas para convertirte en video maker.
  • Por qué es buena idea desarrollarte laboralmente en esta profesión.
  • Cómo dar los primeros pasos para iniciarte en esta profesión tan creativa y bonita.

Ya sabes, si te pica la curiosidad sobre el mundo de la edición de vídeo y te gustaría saber cómo puedes convertirte en video maker, acompáñanos este ratito porque te vamos a contar todo lo que necesitas saber.

¡Empezamos!

Qué es un video maker

Si hay algo que podemos afirmar con rotundidad es que el contenido en vídeo es uno de los formatos más potentes que existen a nivel de comunicación y marketing.

No importa qué tipo de negocio lleves. Si añades vídeo a tus publicaciones y campañas, la mejora del engagement está prácticamente asegurada.

Por supuesto hay que hacerlo bien, y para ello no hay mejores manos que las de un video maker (también llamado videógrafo en español, aunque este término es menos frecuente).

El video maker es la persona que se encarga de que la grabación del contenido audiovisual de una marca o empresa se realice correctamente, desde las fases previas a la grabación hasta la postproducción.

Pero si quieres saber cómo convertirte en video maker, es importante que sepas que esta profesión es mucho más que un simple editor de vídeo.

Convertirte en Video Maker te permitirá elaborar vídeos profesionales y de calidad
El video maker es la persona que se encarga de producir y editar los vídeos de una marca.

Además de lo mencionado, el video maker tiene que saber cuáles son los objetivos de la empresa tanto a nivel general como dentro de la campaña que vaya a emplear el vídeo que está produciendo. Y sabiendo esto, elaborar y desarrollar una estrategia de marketing que vaya acorde.

En resumen, el video maker es la persona que produce el contenido audiovisual, sí. Pero formando parte de un equipo con una estrategia que ayude a conseguir los objetivos que hay tras el vídeo.

Qué funciones tiene un video maker

Las responsabilidades de un video maker comienzan mucho antes de que se grabe o edite la primera toma. Al fin y al cabo, un vídeo lleva mucho trabajo previo antes de que se inicie el rodaje.

Vamos a echarle un vistazo a las funciones que cumple esta profesión dentro de una empresa o un equipo.

1. La preproducción de vídeo

Aquí se encuentra la lluvia de ideas, la creación del guion y el aprovisionamiento de los materiales que serán necesarios durante el rodaje de las escenas.

Dependiendo del tamaño del equipo, el video maker tendrá mayor o menor participación en las dos primeras.

Si se trata de un equipo que cuenta con copywriters y redactores digitales, serán ellos los que se encarguen de la creación y redacción del guion.

Aunque no hay que olvidar que un video maker tiene experiencia en storytelling y su opinión es de gran valor cuando se establece la estructura del manuscrito.

Convertirte en Video Maker implicará en algunos casos elaborar el guion de los vídeos.
Cómo convertirte en video maker: el guion es una parte fundamental del proceso creativo del vídeo.

Una vez está claro el guion, el video maker tiene que asegurarse de comprar o alquilar todos los elementos que vayan a ser necesarios para el rodaje si el equipo no dispone de ellos.

Cuando ya esté todo preparado, ¡es hora de producir!

2. La producción del vídeo

El rodaje es un momento crucial.

El video maker se encarga durante la fase de producción de que todo esté dispuesto para cumplir adecuadamente con el guion, por ejemplo:

  • La posición de la cámara o cámaras.
  • Los cambios de escena.
  • La intervención de los actores.
  • La gestión del audio.

Todos los detalles son importantes, y es necesario dedicarle el esmero necesario para que las escenas logren transmitir el mensaje establecido en el guion.

Es en los momentos de rodaje cuando el video maker es el responsable de decidir si una escena ha quedado bien, o hay que repetirla para mejorar algún aspecto. Nos gusta pensar que nuestro video maker en esta situación grita el clásico «¡Coooorten!» que se ve en las películas de Hollywood. 😛

El Video Maker se encarga de gestional la producción de la grabación y a las personas que trabajan en ella.
Cómo convertirte en video maker: durante el proceso de producción tendrás que organizar los aspectos de la grabación.

Cuando el proceso de producción termina, es hora de recoger todo el set de producción y guardar los elementos de manera adecuada.

Parece una tontería, pero el orden es importante. Especialmente a la hora de conservar las cámaras y los focos. Nadie quiere que se rompan herramientas tan caras.

Pero el trabajo aún no ha terminado. El vídeo no estará listo hasta que pase por la siguiente fase.

3. La postproducción del vídeo

Hasta ahora solo hay un montón de escenas sueltas y tomas falsas (que molan un montón). La magia viene durante la postproducción de las grabaciones.

Durante la edición, el video maker se encarga de juntar todas las escenas válidas en una sola película. Y en el proceso, se asegura de modificar todos los aspectos que sean necesarios para que el vídeo sea lo más potente posible.

  • Editar el audio para que se escuche nítidamente.
  • Añadir música de fondo o voces en off.
  • Modificar la iluminación y los colores.
  • Cortar las partes que puedan sobrar.
  • Añadir efectos especiales.
  • Incluir escenas de bancos de vídeo.

Y todo ello ensamblarlo de manera que quede coherente y siempre adaptándose al guion, por supuesto.

Para finalizar, tendrá que visionar el vídeo varias veces para asegurarse que todo está correctamente y no se ha pasado ningún fallo.

Al convertirte en Video Maker será tu tarea editar el vídeo hasta su forma definitiva.
Cómo convertirte en video maker: La postproducción es el momento de editar y añadir efectos y música.

Dependiendo de la duración y complejidad del vídeo producido, el trabajo entre la preproducción y la finalización del vídeo puede llevar desde varios días hasta semanas. ¡Puede que incluso más!

Es todo un currazo, te lo aseguramos.

Cómo convertirte en video maker

Si hasta ahora todo esto te está interesando, te estarás preguntando cómo puedes convertirte en Video maker y vivir de hacer producciones audiovisuales.

Vamos a desgranar las herramientas, conocimientos y características que necesita un buen video maker para desempeñar su trabajo correctamente.

¿Comenzamos?

1. Herramientas que necesitas para convertirte en video maker

En primer lugar vamos con el apartado logístico. A diferencia del redactor digital (que solo necesita internet y un ordenador que pueda abrir un procesador de textos), el video maker puede necesitar algo más de potencia.

Si decides actuar por cuenta ajena, normalmente la empresa para la que trabajes te proporcionará las herramientas que necesites. Pero aquí te hablaremos de todo lo que puede ser necesario en caso de iniciarte como video maker freelance y necesites contar con tus propias herramientas.

¡Vamos allá!

A. Un ordenador potente

Esto es un requisito indispensable. Lo cierto es que los programas de edición de vídeo son herramientas pesadas dentro de un ordenador y consumen muchos recursos. Especialmente cuando llega el momento de exportar el vídeo completamente montado y editado.

Un ordenador de estas características puede suponer un desembolso inicial algo elevado, pero es algo que vale la pena.

No hay nada peor que dejar el ordenador durante horas exportando un vídeo sin poder hacer nada más.

Esto te lo podemos asegurar por propia experiencia. 😅

Si quieres convertirte en Video Maker te recomendamos que te hagas con un ordenador potente.
Cómo convertirte en Video maker: un buen ordenador te facilitará mucho el trabajo.

Un buen ordenador te ahorrará muchos tiempos muertos. Y recuerda esto: el tiempo es el recurso más valioso que tienes.

B. Herramientas digitales

Si quisieras clavar un clavo utilizarías un martillo en lugar de un zapato, ¿verdad? Cada tarea tiene la herramienta adecuada que optimiza los resultados.

En el video making funciona de la misma manera. Aquí te vamos a enseñar las herramientas más utilizadas para las distintas tareas que puede desempeñar un video maker, y las mejores alternativas gratuitas con las que hacer un buen trabajo.

Para la edición de las imágenes, Photoshop es el software más conocido y es por un buen motivo. Pero si estás comenzando, Gimp es una alternativa genial y lo más importante: es gratuita.

En el caso de la edición de vídeo, Adobe Premiere es la elección de cualquier profesional que utilice Windows y Final Cut Pro si utilizas Mac. Son programas muy completos con los que puedes hacer auténticas maravillas cuando les coges el truco.

La desventaja de estos programas es su precio, para qué nos vamos a engañar.

Si estás empezando y no puedes permitirte aún esas cantidades, te recomendamos que le eches un vistazo al programa DaVinci Resolve. Su versión gratuita llega a hacerle una seria competencia a los software por los que te piden un auténtico dineral.

Ya tendrás tiempo de ver si te interesan los programas de pago más adelante.

2. Conocimientos necesarios para convertirte en video maker

Además de saber utilizar los programas mencionados, hay ciertos conocimientos que son necesarios para desempeñar una buena labor como video maker.

Vamos a ver de qué se trata.

A. Storytelling

Lo hemos comentado de pasada hace un ratito, pero vale la pena parar en este punto.

Si te dedicas al video Making, y especialmente si estás orientado a los anuncios y al marketing, debes conocer la importancia del storytelling.

El marketing del siglo XXI ya no puede depender del formato de anuncio clásico. Pocas cosas hay que le generen un mayor rechazo a la audiencia que sentir que les están tratando de vender algo de buenas a primeras.

Lo que el público disfruta actualmente son historias que puedan compartir y con las que se sientan identificados e identificadas.

Aprender storytelling mejorará tu calidad profesional como Video Maker.
Cómo convertirte en un video maker: las grandes historias cautivan a la audiencia. Aprende storytelling y enamorarás al público.

Saber cómo desarrollar un buen storytelling es fundamental para que los vídeos tengan verdadero gancho.

Y si vas por tu cuenta o si en tu equipo no hay un redactor digital, tendrás que ser tú quien construya una gran historia en torno a la idea en la que se base el vídeo.

Aprende a hacer tus vídeos con storytelling, y no habrá audiencia que se te resista. 😉

B. Copywriting

En muchos casos, será necesario que apliques técnicas de persuasión en tus guiones y vídeos. Tal y como te comentábamos antes, cada vídeo debe tener detrás un objetivo.

Ya sea incentivar una suscripción, una compra, dejar un like o un comentario, siempre estará presente el elemento de persuasión para guiar al usuario.

No es necesario que seas un copywriter, pero sí que te resultará muy útil conocer los conceptos básicos para hacer mejor tu función.

C. Aspectos técnicos

Aquí es donde realmente se hace requiere una formación de calidad. Y no te asustes. No necesitas sacarte una carrera de varios años para aprender todo lo que necesitas.

Si quieres convertirte en video maker, tendrás que saber manejarte con conceptos como:

  • Perfil de la cámara.
  • Exposición e ISO.
  • Balance de blancos.
  • Velocidad de Obturación.
  • Apertura.
  • Frames.
  • Formatos de video.

Parecen muchas cosas y muy complicadas, pero te aseguramos que no lo son, especialmente si te las explican correctamente.

No será necesario pasar años estudiando para convertirte en Video Maker.
Cómo convertirte en video maker: Si aprendes los aspectos técnicos, pronto estarás editando vídeos de forma profesional.

En poco tiempo descubrirás que puedes hacer creaciones audiovisuales totalmente profesionales, y dedicarte a la videografía como forma de vivir.

3. Características que necesitas desarrollar para convertirte en video maker

Victor Küppers ya dijo en su día:

El conocimiento suma. Las habilidades suman. La actitud multiplica.

¿Qué queremos decirte con esto?

Es importante contar con un buen ordenador, y dominar los conocimientos necesarios para convertirte en video maker. Pero es tanto o más importante la actitud y las características personales que puedas desarrollar.

Crecer a nivel personal y emocional te permitirá ser un mejor profesional, y abordar cualquier tipo de problema o situación con mejores herramientas.

¡Vamos a ver de lo que te estamos hablando!

A. La empatía

Esta aptitud es común a todos los trabajos creativos que tienen como objetivo dirigirse al público. Desarrollar tu empatía te reportará beneficios tanto a nivel personal como a nivel profesional.

En el ámbito laboral, una gran empatía te ayudará a ponerte en la piel del usuario para saber qué es lo que necesita.

Qué tipo de contenido es el que está buscando, cuál es la historia que le emocionará o le divertirá y tendrá ganas de compartir.

Desarrolla tu empatía para desempeñar mejor tu labor como editor de vídeo.
Cómo convertirte en video maker: la empatía es imprescindible en las profesiones orientadas al público.

Y aunque no lo creas, la empatía es una característica que se puede entrenar y desarrollar como cualquier otra. Para hacerlo, te dejamos dos ejercicios que puedes practicar día a día y en cualquier conversación que mantengas.

  • Practica la escucha activa: Cuando hables con una persona, concéntrate en lo que te está diciendo sin interrumpir. Además, presta atención a su comunicación no verbal para intentar saber lo que siente además de lo que dice. Si no estás acostumbrado/a a hacer esto, al principio puede resultar agotador, pero con el tiempo irás tomando práctica y te saldrá de forma natural.
  • Interésate por las emociones antes que por los datos. Aquí lo más fácil es ponerte un ejemplo. Imagina que un amigo tuyo te cuenta que se ha comprado un coche nuevo. Antes de preguntar por el modelo, el precio o la marca, pregúntale cómo se siente con ello. Anímale a expresar su felicidad y su ilusión.

Puede que te parezca trivial, pero convertir estas dos prácticas en una costumbre desarrollará tu empatía y te convertirá una comunicadora o comunicador más efectivo y con mayor capacidad de entender al público.

B. Curiosidad y sed de conocimientos

No te pillará por sorpresa si te decimos que el mundo de internet evoluciona MUY rápido. Constantemente están apareciendo nuevas técnicas, nuevas tendencias y nuevos formatos con los que experimentar y trabajar.

Si tienes inquietud por aprender y estar al día de todas las novedades, convertirte en video maker será un reto muy estimulante para ti. Siempre tendrás algo nuevo con lo que «jugar» y probar distintos resultados.

Enfócate en disfrutar aprendiendo y casi sin darte cuenta te convertirás en un auténtico referente dentro de tu sector.

C. Productividad

Ser video maker reúne las características necesarias para ser un trabajo 3.0 precisamente porque te permite trabajar 100% online, desde donde quieras y con los horarios que tú decidas.

Y esa libertad es, sencillamente, maravillosa.

Pero es justamente esa ventaja la que te puede boicotear si se descontrola.

En el trabajo de videógrafo la productividad es esencial.
Cómo convertirte en video maker: desarrolla tu productividad y disciplina para obtener los mejores resultados.

Te recomendamos que desarrolles tu productividad, organices bien tu tiempo y te enfoques en aprovechar al máximo las horas de tu jornada.

Si no, puedes verte en la desagradable situación de sentir que no llegas a tiempo de entregar tu proyecto dentro de la fecha límite.

Y si nos hemos decantado por la vida de Nómada Digital es precisamente para evitar (en lo posible) las situaciones de estrés y trabajar de algo que nos hace felices.

¡Es hora de convertirte en video maker!

Como te prometimos al principio, aquí te dejamos la historia de Edgar que te contará cómo ha llegado a convertirse en nómada digital en el sector audiovisual.

Edgar ha realizado proyectos para documentales y Youtubers, piezas musicales, marketing en redes, entrevistas, tutoriales, vídeos de viajes, entre otros muchos proyectos, para ayudar a las personas a conectar con otros a través del mundo audiovisual.

Si te gusta la idea de convertirte en video maker y quieres aprender todos los conceptos que te hemos mencionado de una manera sencilla, te recomendamos que te pases a ver nuestro Curso de Iniciación al video Making.

Siempre habrá demanda de editoras y editores de vídeos

Te diríamos que este es un momento perfecto para adentrarse en la profesión de video maker.

Pero sería mentira. O al menos, no sería del todo cierto.

La verdad es que dedicarse a la videografía ha sido una buena idea desde hace años, y lo seguirá siendo durante mucho, mucho tiempo.

Desde la aparición de YouTube, el vídeo ha tomado una fuerza descomunal como formato de contenidos, y no es ningún secreto que va a seguir así.

El vídeo es el formato más fácil y ameno de consumir, requiere poco esfuerzo por parte del público y permite generar contenidos realmente asombrosos.

Por eso no es de extrañar que TODA empresa, negocio o marca que esté triunfando (o quiera triunfar), está incluyendo el formato de vídeo en sus contenidos. Ya sean tutoriales, anuncios, gags o webinnars.

Si el contenido es el rey, el vídeo es el rey de reyes.

Esto significa que el mercado está (y estará) constantemente necesitando las habilidades y conocimientos de los video makers, por lo que encontrar trabajo en este sector es significativamente más fácil que en otros.

¿Qué opinas? ¿Crees que convertirte video maker es una buena idea? ¿O crees que el formato vídeo tiene los días contados?

Cuéntanoslo en los comentarios, estamos deseando saber qué piensas.

Esperamos que hayas disfrutado del post, que hayas aprendido algo nuevo y que te hayan entrado ganas de lanzarte a la aventura de vivir del mundo digital.

Nos leemos en el próximo post.

¡Un fuerte abrazo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Taller de Lanzamientos

Descubre cómo lanzar al mercado tu producto o servicio (sea físico o digital) y todas las TÉCNICAS que puedes utilizar para obtener MEJORES RESULTADOS con una estructura consolidada en el mercado durante muchos años.

Liderado por Antonio G

el 8, 9 y 10 de octubre de forma online