mejorar la relación con el dinero

Cómo mejorar la relación con el dinero y superar el miedo a vender

Tabla de contenidos

Queramos o no, vivimos en un mundo en el que el dinero es importante. Aunque no da la felicidad, ayuda mucho. Por eso, mejorar la relación con el dinero, además de ayudarte a vender más, te servirá para cambiar tu mentalidad y atraer abundancia a tu vida.

Lo hemos visto repetido en muchos alumnos y alumnas de la END: en cuanto cambian su mentalidad, les empieza a ir muchísimo mejor en sus ventas y en sus negocios.

Si tú sientes que tienes cierto rechazo al dinero o que tienes miedo a vender y quieres cambiar esos aspectos para seguir progresando, te aseguramos que este artículo te será muy útil.

Quédate leyendo para aprender varias estrategias con las que mejorar la relación con el dinero y para que superes tu miedo a vender.

Cómo mejorar la relación con el dinero

Vamos a empezar por el tema más importante, ya que, con una mala relación con el dinero, es muy probable que tengas miedo a vender o que no se te dé bien del todo. Así que, empezamos por el principio y vamos a ver estrategias para que «no te lleves mal» con el dinero.

1. Supera tus creencias limitantes

Es muy importante para tener una relación sana. ¿Y cuáles son esas creencias? Vamos a ver las que más se repiten y que tendrás que trabajar para superar y sanar tu relación con el dinero.

El dinero es malo

Una de las creencias limitantes más habitual es pensar que el dinero es malo, que el dinero corrompe o que convierte a la gente que lo consigue en malas personas. Y con ese pensamiento, ¿cómo vas a tener una buena relación con el dinero? Es muy difícil.

Esta creencia la tenemos incluso sin ser conscientes de ello. ¿Alguna vez has pensado cosas como: «ese tiene mucho dinero porque seguro que ha timado a alguien», «a saber qué negocios tiene esta para haber ganado tanto dinero» o «menudo vendehumos, seguro que solo quiere sacarte el dinero»?

mejorar la relación con el dinero eliminando creencias limitantes
Eliminar tus creencias limitantes es una forma de mejorar la relación con el dinero.

Toda esta negatividad hacia el dinero lo que está haciendo es limitarte. Sea de forma consciente o inconsciente, ¿cómo vas a querer algo que es malo?

Pues déjanos decirte que esta creencia está basada en algo que no es verdad. El dinero no es malo, ni tampoco bueno. El dinero es neutro, una herramienta que cada uno usa según sus conocimientos, preferencias o intereses.

Tu puedes tener un millón de euros y gastarlo en donaciones a ONG o usarlo para contratar a un sicario. ¿Qué es malo o bueno, el dinero o la persona que hay detrás?

Cambia tu mentalidad en relación al dinero y verás como repercute positivamente en tu cartera.

Para ayudarte en este proceso, te recomendamos algunas lecturas muy interesantes:

  • El código del dinero, de Raimon Samsó
  • Piense y hágase rico, de Napoleón Hill
  • La psicología del dinero, de Morgan Housel

En este ámbito, también te puede ayudar mucho el pódcast privado Origen, de Antonio G. En él, entre muchos otros temas, habla del dinero, la riqueza y cómo tener una buena relación con tus finanzas para que se vean beneficiadas muy positivamente.

2. Pon tus finanzas bajo control

Otra área a la que tienes que prestar atención si quieres mejorar tu relación con el dinero son tus finanzas personales.

Lógicamente, si son un desastre, te costará más tener una buena relación. Las personas, generalmente, tendemos a huir de los desastres o desórdenes. Así que, si tus finanzas están patas arriba, será más difícil.

Y antes de que uses lo de «es que yo tengo poco dinero/ingresos» como excusa, déjanos decirte que no importa el dinero que tengas para que tus finanzas estén en orden.

poner las finanzas en orden para mejorar la relación con el dinero
Una forma de mejorar tu relación con el dinero es teniendo tus finanzas bajo control.

Lo primero que tienes que hacer es llevar un control de tus ingresos y tus gastos. Lo puedes hacer en una aplicación del móvil, en un Excel o a mano. No importa. La cuestión es que lo hagas.

Lo puedes hacer de manera semanal, mensual o trimestral, aunque esta última, si tienes muchos movimientos, puede volverse una tarea demasiado tediosa que acabes evitando hacer. Encuentra la frecuencia que mejor se ajuste a ti.

Una vez sepas las fuentes por las que entra y sale el dinero, llega el momento de que intentes hacer lo siguiente:

  • Optimiza los gastos: revísalos y, objetivamente, estudia si puedes reducir gastos de cosas que realmente no necesitas ni quieres.
  • Aumenta los ingresos: con los gastos bajo control, llega el momento de intentar aumentar los ingresos. Puedes hacerlo pidiendo un ascenso si eres empleado/a, generando fuentes de ingresos semipasivos… Encontrarás un montón de sugerencias en nuestro artículo sobre cómo ganar dinero extra.
  • Ahorra: cuando hayas sido capaz de aumentar tus ingresos y cubras de sobra los gastos necesarios, llega el momento de destinar parte de esos ingresos a ahorrar. Márcate objetivos accesibles a corto, medio y largo plazo. Sé realista e intenta seguir el plan marcado.
  • Invierte: una vez tengas un colchón de seguridad ahorrado, es interesante que metas dinero en inversiones. Hay muchísimas opciones y cada vez más. Por eso, te recomendamos que lees nuestro artículo sobre los mejores activos para invertir y que descubras cuál es el ideal para ti.

Siguiendo estos pasos, poco a poco irás ordenando tus finanzas y te empezarán a resultar más atractivas. Tu relación con el dinero irá cambiando. Eso sí, es posible que te cueste algo de tiempo avanzar. Pero no desistas porque es posible conseguirlo.

3. Aprende sobre las finanzas y el dinero

Por último, una forma muy útil e interesante de mejorar la relación con el dinero es que aprendas sobre él. Créenos que funciona.

Por naturaleza, solemos tener miedo a lo desconocido. Y aunque pienses que el dinero no es desconocido por el simple hecho de que lo usas a diario, eso no quiere decir que realmente sepas cómo funciona.

Si a esto le añadimos las creencias limitantes que hemos visto antes y los pensamientos negativos hacia el dinero, pues es normal que le tengas miedo.

Por eso, es muy importante que aprendas lo que puedas sobre el dinero, su funcionamiento, las finanzas… No hace falta que te conviertas en un experto/en economía, pero sí que tengas los conocimientos fundamentales.

Te aseguramos que esto te ayudará muchísimo a sanar tu relación con el dinero.

Cómo superar el miedo a vender

El miedo a vender es una sensación muy común en el mundo de los negocios y mucho más en el de los negocios digitales. Este miedo aparece por varios motivos y es importante que los identifiques, los trabajes y acabes superándolo.

1. Deshazte del síndrome del impostor

Seguro que te suena. Es un término que se utiliza mucho y es normal porque muchas personas lo sufren tanto en su vida personal como laboral (da igual si trabajas para una empresa, eres freelance o emprendedor/a).

Se manifiesta en pensamientos intrusivos y repetitivos que te impiden reconocer tus logros y que te hacen sentir como un impostor. Te comparas con otras personas o con lo que han conseguido y siempre sales perdiendo. No sientes que merezcas ningún tipo de reconocimiento.

También es habitual pensar que tú nunca vas a poder conseguir el éxito, la riqueza o el reconocimiento que han conseguido otras personas. Que eso está reservado a gente especial y no a ti. Y, si lo has conseguido, ha sido suerte y no porque te lo merezcas por tu esfuerzo y trabajo.

¿Te resulta familiar algo de esto? Si es que sí, tienes que empezar a trabajar las causas cuanto antes para que puedas seguir avanzando en tu camino.

¿Cuáles son las causas más habituales? Un ego que te dice que te quedes en tu zona de confort, ser muy perfeccionista o exigente, tener miedo al fracaso, pensar que no eres lo suficientemente bueno/a, tener miedo a vender… Son solo algunos ejemplos.

Algunos consejos que te pueden ayudar a superar este síndrome son:

  • No es necesario que te posiciones como un experto en tu temática o emprendimiento
  • No debes darle la importancia que no tiene a opiniones de otras personas, y menos aún a la de los haters
  • No busques el reconocimiento de otros constantemente
  • Sé coherente con lo que piensas, dices y haces
  • Compárate solo contigo mismo/a y no con los demás
  • Reconoce tus éxitos y tus fortalezas
  • Sigue formándote en tu sector

Si quieres profundizar más en los conceptos y conocer otros consejos que puedes poner en práctica para superar esta situación, tienes nuestro artículo sobre el síndrome del impostor y también el siguiente vídeo.

2. Supera el miedo al rechazo validando tu producto o servicio

Muy relacionado con el tema anterior tenemos el miedo al rechazo cuando queremos ponerle precio a nuestro trabajo (vender nuestros servicios o productos). Esto es algo muy habitual. Está en la naturaleza humana y, hasta cierto punto, no tendría por qué ser un problema.

Ahora bien, cuando llegas a unos niveles en los que sientes mucha vergüenza, incluso miedo, y te llega a paralizar, ya no es sano ni para ti ni para tu negocio.

Y este miedo suele tener una causa principal: no tienes la seguridad de que tu producto o servicio sea bueno o funcione, porque no lo has validado. Es normal sentirse así. Pero le puedes poner solución.

Supera el miedo al rechazo validando tu producto o servicio
Puedes superar el miedo al rechazo validando tu producto o servicio previamente.

¿Cómo? Pues sí, lo has adivinado: validando tu producto o servicio. Céntrate en conseguir que sea bueno. Prepáralo y encuentra a una o dos personas para que lo prueben. Trabaja con ellos para que consigan resultados y con el feedback que obtengas, mejora tu producto/servicio.

Cuando hayas comprobado que es bueno y que realmente funciona, creerás de verdad en tu producto/servicio y no te quedarán motivos para tener vergüenza o miedo a venderlo. Al contrario. Tendrías que sentir orgullo por ofrecer algo que realmente funciona y que ayudará a más gente.

De nuevo, te volvemos a recordar el pódcast de Antonio G Origen porque, además de hablar del tema del dinero, como te hemos dicho antes, también abarca muchos relacionados con las ventas que te ayudarán a superar tus miedos.

3. No asocies la venta a simplemente recibir (dinero)

De forma general, se suele asociar el vender algo con el simple hecho de recibir dinero. Y eso no es así del todo. Pensar de esta manera puede causar que rechaces el hecho de vender (y si lo sumamos con tener una mala relación con el dinero, todavía más).

Tienes que cambiar tu forma de pensar y darle la vuelta completamente: cuando vendes, no estás recibiendo, estás dando.

No asocies la venta a simplemente recibir (dinero)
Piensa que vender no es simplemente recibir, sino dar.

Para reforzar este pensamiento, lo que debes hacer es dar siempre más valor con tu producto/servicio de lo que te están pagando por él. Así, no tendrás el problema de pensar que solo recibes, ya que sabrás que estás dando más de lo que obtienes.

Otra forma de conseguirlo es cualificando a la persona que te va a comprar antes de venderle. ¿Y qué es esto de cualificar? Pues conseguir que la persona interesada en comprar se venda a ti para que tú le «permitas» comprar tu producto o servicio. Dicho así puede sonar un poco raro, pero funciona.

Mediante esta cualificación, consigues cambiar el enfoque y poner el foco en que vender es dar más que obtener. Lo más sencillo para hacerlo es con un formulario que deberá rellenar la persona interesada en comprarte algo. Luego, podrás cerrar la venta mediante una llamada u otro tipo de comunicación.

De esta manera, limitas el acceso y serás tú quien seleccione a las personas que te «podrán comprar», y no al revés. Esto funciona muy bien con productos o servicios de ticket alto. Lo vemos muy a menudo en alumnos de la Escuela Nómada Digital.

Dicho todo esto, si lo que quieres es aprender estrategias para aumentar tus ventas, tienes que leer nuestro artículo sobre cómo vender más.

4. Sana tus problemas interiores

O de autoconocimiento. Sí, sabemos que dicho así suena raro. Pero te lo explicamos con más detalle. Básicamente, existen dos mundos: el interno (lo que está dentro de ti, que solo puedes conocer cuando «apagas» tus cinco sentidos) y el externo (todo lo que percibes con tus sentidos).

Sana tus problemas interiores
Otra forma de perder el miedo a vender es sanando tus problemas interiores.

Partimos con esa base. Ahora, cuando estás descentrado/a, más en el ego, en tu máscara o en la sombra significa que tu mundo exterior tiene más presencia o relevancia que el interior. Por lo tanto, lo que venga de fuera te afecta más que lo de dentro.

Sin embargo, esto también se puede invertir. Cuando tu mundo interno (tu ser) tiene más fuerza que tu mundo externo, lo que te venga de fuera no te impacta.

Es decir, las críticas, lo que digan de ti (vendehumos, capitalista, materialista…) te da igual porque tu mundo interno es mucho más fuerte que el externo. Tu ser escucha lo que viene desde dentro y no desde fuera. Por eso, este miedo a vender se desvanece.

Esperamos que estas estrategias y consejos te sirvan para mejorar la relación con el dinero y para que pierdas el miedo a vender. Recuerda que el dinero no es malo y vender tampoco.

¿Qué creencias limitantes tienes sobre el dinero? ¿Has conseguido superarlas? ¿Qué estrategias te han servido para superar la vergüenza o el miedo a vender?

¡Te leemos en comentarios!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el cupón*: ENDLIVE10%

*Cupón solo válido en algunos cursos.

Trabaja desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo como Nómada Digital.

Aprende cómo dar los primeros pasos en estas 4 clases gratuitas y 100 % online donde te contamos:

ESCUELA NÓMADA DIGITAL – CLASE DE 5 MINUTOS

¿Quieres convertirte en NÓMADA DIGITAL?

En este vídeo te explicamos cuál es el método que a nosotros nos funciona para trabajar desde casa o cualquier lugar del mundo y alcanzar la libertad geográfica y temporal que anhelas. 

REGÍSTRATE AQUÍ PARA VER EL VÍDEO