como crear una tienda online

Cómo crear una tienda online paso a paso para iniciar tu negocio en 2024

Tabla de contenidos

Los negocios en internet son el presente y el futuro. Si tienes una tienda física, deberías plantearte vender online y, si todavía no vendes productos o servicios, hacerlo por internet es la mejor forma de empezar.

¿Por qué? Porque con una tienda online estás a un simple clic de que cualquier persona con acceso a internet te compre. No importa dónde esté, qué día de la semana sea o a qué hora lo haga.

¿No te parece lo más para un negocio? Normal, porque lo es. Lo decimos por experiencia de muchos de nuestros alumnos de la END.

Por eso, queremos contarte cómo crear una tienda online, para que tú también puedas dar el paso. ¿Quieres quedarte atrás o quieres aprovechar la oportunidad y llegar a miles de personas con tus productos?

Si optas por lo segundo (¡buena elección!), sigue leyendo este artículo porque te vamos a dar la información que necesitas para empezar tu negocio en internet.

¿Por qué te interesa crear una tienda online?

Antes de empezar, vamos a atajar una duda que puede que te estés planteando en estos momentos: ¿es interesante que monte una tienda online? ¿Realmente me va a servir?

En la mayoría de los casos sí que es beneficioso. Pero para que lo compruebes y decidas tú mismo/a te dejamos con algunos datos:

  • Según el último estudio del INE (Instituto Nacional de Estadística), en el 2022, el 31,7 % de empresas españolas tuvieron ventas a través de sus tiendas online, lo que supuso un aumento del 20,2 % en comparación con el 2021.
  • Además, según el mismo estudio, el volumen de negocio generado por estas ventas llegó a superar los 377 000 millones de euros.
  • Y si miramos los datos de Statista, casi 25 millones de españoles entre 16 y 74 años compraron por internet en el 2023. ¡Más de la mitad de la población del país!

Con estos datos, no cabe duda de que este tipo de negocio seguirá creciendo con el paso de los años. Las ventas por internet están aquí para quedarse y tú también puedes llevarte tu parte del pastel.

cómo crear una tienda online y sus ventajas
Un gran porcentaje de personas compra a través de internet. ¡Aprovéchalo!

Por otro lado, aquí tienes algunos motivos por los que te puede resultar muy interesante abrir tu ecommerce:

  • Vas a estar disponible para vender las 24 horas del día, los 7 días de la semana: más horas con el negocio abierto se traduce en más ventas.
  • Según el tipo de producto que tengas, lo vas a poder vender en «cualquier parte del mundo»: aunque puede haber ciertas limitaciones con algunos productos físicos o cuando estés empezando, vender por internet amplía muchísimo tu mercado.
  • En comparación con una tienda física, tienes muchos menos gastos fijos y más posibilidades de ingresos (por motivos como los anteriores).
  • Tienes control sobre las estadísticas: cuánta gente visita tu tienda, desde dónde, qué productos visitan más, cuáles añaden al carrito… vas a tener muchísima información con la que luego podrás crear mejores estrategias de venta y promoción.

Ahora sí, ¿crees que te puede resultar beneficioso tener tu propio ecommerce? Pues ya mismo te explicamos cómo crear una tienda online para que puedas empezar a expandir tu negocio o empezarlo desde cero.

Cómo crear una tienda online paso a paso

Vamos a contarte el paso a paso del proceso para que puedas seguirlo, con las modificaciones que consideres oportunas, y crees tu tienda con las menores complicaciones posibles.

Eso sí, montar una tienda online no empieza por el proceso de crear la web como tan. Empieza mucho antes. Y eso también te lo contamos, porque es muy importante.

1. Define tu público objetivo

En otras palabras, debes identificar a tu cliente ideal. Es uno de los pasos previos más importantes. ¿Por qué? Porque gran parte del éxito o fracaso de tu negocio dependerá de esta fase.

Es un error muy común pensar que cualquier persona es apta para comprar nuestros productos o servicios. Como poder, lo pueden comprar, pero eso no quiere decir que les interese.

¿Qué pasa si inviertes mucho tiempo y dinero en crear tu(s) producto(s) y en montar la tienda online para venderlos, inviertes en publicidad, en servicios SEO o de cualquier otro tipo y nadie te compra? Pues que tienes un buen problemón.

conoce a tu cliente ideal
Definir tu público objetivo o cliente ideal es fundamental para tu tienda.

Así que, lo primero y más recomendable es que definas a tu público objetivo. ¿Cómo se hace eso? Plantéate preguntas o cuestiones como:

  • ¿Qué problema tiene?
  • ¿Lo puedo solucionar? ¿Cómo?
  • ¿Qué deseos tiene esta persona? ¿Qué aspira conseguir?
  • ¿Cuál es su edad? ¿Dónde vive?
  • ¿Qué nivel de estudios tiene?
  • ¿Hay otros productos o servicios que le ofrezcan la solución? Si es así, ¿lo puedo mejorar? ¿Por qué no le han funcionado?

La misión de tu producto o servicio debe ser ayudar a esa persona, mejorar su situación actual en la que no quiere estar y que pueda llegar a donde quiere llegar. Quizás te suena muy «filosófico», pero créenos que funciona.

Al responder a estas preguntas, vas a tener una idea mucho más clara de a quién va dirigido tu producto. De esa forma, todo lo que viene a continuación te resultará mucho más fácil y, más importante, tendrás más opciones de éxito.

2. Define tu producto o productos

¿Qué puedes vender por internet con una tienda online? Seguro que ya sabrás que se puede vender prácticamente de todo (siempre dentro de los límites de la legalidad). En resumen, estros tres tipos de productos:

  • Producto físico
  • Infoproductos o productos digitales
  • Servicios o consultorías

Esto está claro. Ahora, con la información anterior de quién es tu cliente ideal y sabiendo qué tipo de producto o servicio quieres ofrecer, debes empezar a confeccionarlo.

Si tienes problemas para identificar a tu cliente ideal y cuál sería el producto más adecuado, seguro que el curso que tenemos en la END de Define tu avatar y producto te va ayudar en este proceso tan importante.

3. Crea un prototipo o MVP y valida tu producto

Teniendo ya claro cuál va a ser tu producto, físico o digital, o tu servicio, llega el momento de que crees un MVP. Esto es un Producto Mínimo Viable (de Minimum Viable Product en inglés). Se trata de una primera versión que no tiene por qué ser perfecta y no debes tener intención de que lo sea.

El objetivo es que crees este prototipo lo más rápido posible y lo pongas en manos de personas reales. Puedes empezar por tu círculo más cercano o por un grupo de reducido de personas que estén interesadas en este producto.

Esto se hace para que puedas ir recibiendo feedback en etapas tempranas, tanto de si el producto realmente interesa como si deberías hacer cambios para mejorarlo.

De esta forma, puedes validar tu producto antes de lanzarte a invertir tiempo y dinero en crear la tienda online para venderlo y también en promocionarlo.

crea un mvp antes de vender
Debes salir al mercado con un MVP y validar tu producto.

4. Qué necesitas para vender tus productos

Aunque parte de esto lo necesitarás antes de validar tu producto, lo hemos puesto a continuación porque, una vez validado, es cuando tendrás que aplicarlo «en masa» o en automático.

Producto físico

Empezamos por los productos físicos, que son más complicados que los digitales. Para que tu tienda funcione, necesitarás:

  • Fabricación del producto: es uno de los procesos más costosos de todo el conjunto. Puede que tú seas quien cree el producto en casa, pero, si no es así, lo ideal es asociarse con un fabricante externo. Hay muchas empresas para fabricar todo tipo de productos. Lo recomendable es que sea local, porque será más fácil que te involucres en el proceso de creación y, además, no suelen requerir grandes pedidos por adelantado.
  • Embalaje del producto: otro aspecto muy importante es el empaque de tus productos. Es lo primero que va a ver el cliente, antes que el propio producto. Así que, es importante que dediques tiempo a pensar qué tipo de experiencia quieres que tenga cuando reciba tu producto.
  • Almacenamiento del producto: si necesitas tener productos en stock listos para enviar conforme entren los pedidos, necesitarás un lugar donde almacenarlos hasta que se vendan. Puede que empieces teniéndolos en casa, según tu situación, pero cuando la tienda crezca, necesitarás un lugar para almacenarlos. Hay fabricantes o, incluso, empresas de envíos que te pueden ofrecer este servicio.
  • Envío del producto: el (casi) último paso es el envío de tu producto a los compradores. En los inicios, puede ser interesante que empaquetes y envíes tú los productos. Pero, a medida que vayan creciendo los pedidos, tendrás que contar con proveedores externos como UPS, DHL, Seur o FedEx. Según el caso, puedes encontrar empresas que fabriquen, almacenen y envíen el producto.

Producto digital

Lógicamente, con un producto digital o infoproducto, vas a evitar muchos de los costes, procesos y preocupaciones que tiene el físico. Pero tendrás que prestar atención a otros factores.

  • Creación del infoproducto: aunque en términos logísticos un infoproducto sea más sencillo de hacer que un producto físico, no quiere decir que no vayas a tener que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo. Un buen infoproducto requiere mucha dedicación.
  • Envío del infoproducto: esta parte suele ser muy sencilla, ya que simplemente tendrás que configurar la plataforma que utilices para que se haga el envío (o se dé acceso al contenido) de forma automática en cuanto se procese el pago.
  • Protección de tu infoproducto: uno de los principales problemas de los artículos digitales es que corren el riesgo de que los plagien. Por eso, es importante que lo protejas. Para ello, puedes usar programas que controlan las descargas o si se ha consumido el contenido. Además, es recomendable que evites las devoluciones una vez se ha descargado/consumido el producto (a no ser que haya habido problemas reales que puedas comprobar).

Ten en cuenta que esto puede variar mucho dependiendo del tipo de infoproducto que sea. No será lo mismo un pódcast privado, que un PDF que un curso online.

Sobre este tipo de productos digitales tenemos mucha más información en nuestro artículo de qué es un infoproducto. Échale un vistazo si todavía tienes dudas de cómo crearlo, qué crear… También te puede ayudar mucho este vídeo.

5. Cómo montar una tienda online

Antes de ver las diferentes opciones que tienes para crear tu tienda, vamos a repasar varios aspectos importantes que debes tener en cuenta y que vas a necesitar, además de los que ya hemos mencionado antes.

  • Dominio web: la dirección o URL de tu tienda. Debe ser representativo de tu marca o producto.
  • Servicio de hosting web: donde se va a alojar tu web. Es importante que tenga los recursos adecuados para responder bien conforme tu tienda vaya creciendo.
  • Plataforma para construir tu tienda: un gestor de contenido como WordPress o Shopify (te damos más detalles enseguida)
  • Identidad de marca: para adelantar los siguientes pasos, es interesante que tengas la identidad de marca de la tienda definida (aunque no hace falta que sea perfecta). Por ejemplo, el logo, los colores de marca, el tono del lenguaje que vas a usar… cualquier cosa que identifique a tu tienda o marca.

Dicho esto, vamos a ver un par de plataformas que son muy buenas para montar tu ecommerce, ya que ofrecen muchas funcionalidades e integraciones.

Shopify

Shopify es una de las plataformas más utilizadas para crear tiendas online. Grandes marcas, empresas y personalidades la utilizan para vender sus productos, como Kyle Cosmetics, Gymshark, Huel, Mattel o Beyoncé, por nombrar solo algunos.

Además, es bastante sencilla de utilizar, tiene todas las funciones que necesita este tipo de comercio y han mejorado mucho la personalización del contenido para que puedas aplicar buenas estrategias SEO (de esto te hablamos más abajo).

Si optas por esta plataforma, el resumen del paso a paso de cómo crear una tienda online es:

  • Crea tu cuenta en Shopify: puedes empezar a usar la plataforma simplemente con tu correo, sin datos de tarjetas ni nada, ya que ofrecen 14 días gratis.
  • Rellena la información personal: dirección, dónde quieres recibir los pagos, datos de la tienda, etc.
  • Añade tu dominio: ve a la sección de «Agregar dominio» y conecta el dominio que has registrado previamente. Shopify también te da la opción de registrar uno con ellos o de usar uno gratuito (este último no lo recomendamos, ya que no da sensación de profesionalidad).
  • Elige y personaliza el tema de tu tienda: la plataforma te ofrece diferentes temas (gratuitos y de pago) para el diseño de tu tienda. Elige el que más se ajuste al diseño que quieres y personalízalo con tus colores, imágenes, logo…
  • Añade tus productos: ve a la sección «Agregar producto» y empieza a introducir los datos de tu producto o productos (descripción, imágenes, variaciones, inventario, precio…).
  • Crea las diferentes páginas de tu web: la de inicio, la de sobre nosotros, las páginas legales, las políticas de envío y devolución, una sección de blog si la quieres incluir, las preguntas frecuentes, etc.
  • Elige un plan: pasado el período de prueba, tendrás que elegir un plan para poder seguir con tu tienda online. Estudia las diferentes opciones y decántate por el que mejor se ajuste a lo que buscas. Los ofrecen desde 27 € al mes. Siempre estás a tiempo de mejorar el plan. Ten en cuenta que este plan incluye el hosting, así que no tendrás que contratarlo aparte si optas por Shopify.

Ten en cuenta que esta plataforma te ofrece integrar diferentes aplicaciones (podría ser el equivalente a los plugins de WordPress) con las que añadir funciones.

Por ejemplo, para importar catálogos de productos de otras webs, integrar tus redes sociales, añadir el contacto mediante WhatsApp… Encontrarás muchas aplicaciones que puede que te interesen. Las hay de pago y gratuitas.

WordPress + WooCommerce

El duo WordPress + WooCommerce es otra opción muy utilizada. Una vez tengas tu dominio resitrado y tu hosting contratado, podemos pasar a crear la tienda online con WordPress. Para ello, sigue estos pasos:

  • Instala WordPress en tu hosting: el proceso dependerá de qué proveedor de hosting utilices, pero en todos suele haber una opción para instalar este CMS con un par de clics. De verdad que es muy sencillo e intuitivo.
  • Crea las diferentes páginas de tu web: la página de inicio, sobre nosotros, páginas legales, políticas de envío y devoluciones, sección de blog si la quieres incluir, preguntas frecuentes, etc.
  • Instala el plugin WooCommerce: este plugin gratuito (con planes de pago) convierte tu web normal en una tienda online, ya que le da todas las funcionalidades necesarias. Para instalarlo, solo tienes que ir a Plugins › Añadir nuevo y buscar WooCommerce. Dale a Instalar y luego Activar. Te redigirá a la configuración de WooCommerce para que puedas editar toda la información y opciones de tu tienda (dirección, formas de pago, métodos de envío, etc.).
  • Diseña tu tienda: una de las grandes ventajas de WordPress es que tienes muchas opciones para diseñar tu ecommerce a tu gusto. Puedes elegir entre muchos temas (algunos de pago) para darle la imagen que buscas a tu web. Además de los de WordPress, también puedes encontrar algunos específicos para WooCommerce.
  • Añade tus productos: en la barra izquierda, ve a la sección Productos › Añadir Nuevo. Ahí podrás introducir toda la información de cada producto (descripción, imágenes, inventario, precio…) e ir montando tu catálogo.

Si tienes dudas, puedes consultar este tutorial de WooCommerce para crear tu tienda online, donde cada paso está más detallado.

Cuando ya tengas todos tus productos añadidos, revisa que la web funcione bien, haz algunos pedidos de prueba para ver que todo marcha y bien y ya la tendrás lista para lanzar al mundo.

Existen otras plataformas con las que puedes crear tu tienda online, como Wix, Oleoshop o Magento, pero nosotros las que te recomendamos son las dos anteriores, porque, en resumen, son mucho mejores.

6. Promociona tu tienda

Con tu tienda ya lanzada y funcionando, llega el momento de que la promociones para que empieces a tener visitas y ventas: llega el momento de aplicar los conocimientos de cómo ofrecer un producto.

Tenemos un artículo dedicado exclusivamente a cómo vender por internet que te recomendamos que leas. Pero también vamos a dejarte aquí varias estrategias que funcionan para conseguir ventas en tu tienda.

SEO

Una tienda online, al fin y al cabo, es una página web. Y toda página web que quiera aparecer en los primeros resultados de búsqueda orgánicos (los que se llevan la mayoría de los clics) tiene que hacer un buen SEO.

¿Qué es el SEO?

SEO es el acrónimo de Search Engine Optimization, que significa optimizar las páginas web para los principales motores de búsqueda. El principal es Google, pero hay otros como Bing, Brave o DuckDuckGo.

SEO
Una de las estrategias para promocionar tu tienda online a largo plazo es el SEO.

¿Y cómo se hace esto? Pues siguiendo estrategias como:

  • Una buena velocidad de carga: las páginas lentas no le gustan a Google. Aquí entra en juego tanto el hosting, como la caché,
  • Imágenes optimizadas: tanto el tamaño, como el peso como el nombre y el texto alt tienen que ser los adecuados.
  • Buena estructura: organiza tu tienda de forma clara y sencilla. Utiliza categorías para distribuir tus productos.
  • Buen enlazado interno: enlaza desde posts o páginas a otras que sean relevantes para el usuario y que te interese posicionar.
  • Buen contenido: aquí entran factores como que cumpla la intención de búsqueda, que sea útil y que no sea duplicado (no copies-pegues el mismo contenido). Haz buenas descripciones de tus productos y de las diferentes categorías.
  • Conseguir buena reputación: en otras palabras, conseguir que otras webs enlacen a tu tienda online. Pero no cualquier web. Deben ser webs importantes de tu nicho o de medios relevantes, como periódicos, revistas, etc. ¿Cómo se consiguen estos enlaces? Las formas más habituales son:
    • Conseguir enlaces de forma natural: por ejemplo, Hacer algo muy grande para que te enlacen como noticia o como ejemplo.
    • Negociar con dueños de otras webs: bien porque le conozcas personalmente o bien porque lleguéis a una colaboración
    • Escribir artículos de invitado en otros blogs o webs, en los que enlazarás a tu tienda
    • Recurrir a los posts patrocinados: lo que se conoce en el gremio como comprar enlaces (pero no se lo digas a Google, que no le gusta)

Esta estrategia de reputación es más avanzada que las anteriores, así que debe hacerse bien para que Google no te penalice. Algunos consejos:

  • Aunque la home es la página principal y la que más enlaces debería recibir, no los envíes todos a ella.
  • Varía el anchor text: no pongas siempre el mismo. Utiliza variaciones de palabras clave, así como el nombre de tu tienda o tu dominio.
  • Combina enlaces: no intentes conseguir solo enlaces muy top. Combina enlaces buenos con no tan buenos (que no quiere decir malos). Además, también tienes que variar los dofollow con los nofollow.
  • Planifícalo como estrategia a largo plazo: no te sientes un día, consigas 200 enlaces (¡ojalá!) y ya no vuelvas a hacer nada. Error. Tienes que ir poco a poco y no tener picos muy exagerados.

El SEO de tu tienda y de tu web es muy importante. Si no tienes los recursos suficientes para contratar a un profesional SEO que se encargue de ello, puedes hacer nuestro curso de consultor SEO y aprender todas estas estrategias que te hemos comentado y muchas más.

Publicidad

Como te hemos contado, el SEO es una buena estrategia para traer tráfico a tu tienda y que se conviertan en posibles clientes. Pero es una estrategia a largo plazo y con la que, generalmente, no se ven resultados inmediatos.

Por eso, es importante combinarla con la publicidad. Sobre todo, en los inicios de tu negocio. Esto ayudará a que crezca más rápido.

Aquí, tienes un abanico muy amplio de posibilidades:

  • Publicidad en buscadores: el más habitual y usado es Google. Y esta es la forma de anunciarse menos intrusiva, ya que el posible comprador es quien hace la búsqueda relacionada con tu producto y Google se lo muestra.
  • Publicidad en redes sociales: Instagram, Facebook, Pinterest, TikTok, YouTube… tendrás que estudiar dónde está tu público objetivo para decidir en cuál o cuales centrarte.
  • Patrocinios: cada vez son más los canales y las opciones disponibles para anunciarnos. ¿Se te había ocurrido contactar con pódcasts o newsletters para que te incluyan en uno de sus episodios o ediciones?

Cuando hagas campañas de publicidad, es importante que lleves un seguimiento, pruebes y ajustes o hagas cambios si lo ves necesario.

Por ejemplo, puedes empezar con varios anuncios y un presupuesto bajo para cada uno de ellos y, pasado un tiempo y según los resultados, puedes invertir más en los que funcionan y eliminar los que no.

¿No sabes por dónde empezar con esto de la publicidad y los anuncios? Pues esta masterclass de Antonio G te ayudará un montón.

Redes sociales

Por supuesto, en toda estrategia de promoción, no pueden faltar las redes sociales para crecer de manera orgánica (sin pagar publicidad) e ir creando comunidad en torno a la marca (tu tienda).

Con las redes, además de promocionar tus productos, también puedes crear una relación más cercana con tus posibles compradores. Esto ayuda a establecerte como marca y a ir construyendo lealtad hacia ella.

Como en el caso anterior, tendrás que elegir y centrarte en una red social (o un par), en la que se encuentre tu público objetivo.

El contenido que crees no debe ser solo promocional, sino que tienes que compartir contenido interesante y que le sirva a las personas que lo vean. Aunque las redes tengan la función de escaparate de tu tienda, no lo uses solo como eso. Aporta y verás como obtienes resultados.

Marketing de influencers

Como te contamos en nuestro artículo sobre las tendencias del marketing digital, los influencers siguen siendo una de las principales herramientas de marketing para las marcas y los negocios, sean del tamaño que sean. Y tú también puedes usar esta estrategia para promocionar tu tienda online.

Busca establecer colaboraciones con creadores y creadoras de contenido que sean de tu nicho y que puedan ayudar a aumentar la visibilidad de tu tienda. No te centres solo en Instagram. Abre tu mente a otras redes si tu producto encaja.

Si tu presupuesto es limitado, puedes empezar por los microinfluencers, que son aquellas personas que no superan los 10 000 seguidores. Pero eso no es negativo, ya que sus comunidades suelen estar más comprometidas.

Si quieres conocer más estrategias para aumentar tus ventas cuando tu tienda está en marcha, te recomendamos leer nuestro artículo enfocado a cómo vender más.

Montar una tienda online o ecommerce requiere mucho trabajo, pero lo puedes conseguir. Esperamos que con esta información de cómo crear una tienda online paso a paso y todo lo que tienes que hacer antes y después lo tengas más fácil para que sea un negocio exitoso.

¿Te han quedado dudas sobre el proceso? ¿Lo has hecho de forma diferente? ¿Tienes sugerencias o consejos para quienes estén en esta situación?

¡Te leemos en los comentarios!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el cupón*: ENDLIVE10%

*Cupón solo válido en algunos cursos.

Trabaja desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo como Nómada Digital.

Aprende cómo dar los primeros pasos en estas 4 clases gratuitas y 100 % online donde te contamos:

ESCUELA NÓMADA DIGITAL – CLASE DE 5 MINUTOS

¿Quieres convertirte en NÓMADA DIGITAL?

En este vídeo te explicamos cuál es el método que a nosotros nos funciona para trabajar desde casa o cualquier lugar del mundo y alcanzar la libertad geográfica y temporal que anhelas. 

REGÍSTRATE AQUÍ PARA VER EL VÍDEO